Así será cenar en el metaverso, la próxima revolución de la gastronomía

mujer en el metaverso comiendo palomitas de maíz
Así será cenar en el metaversoD.R.

Dabiz Muñoz, Quique Dacosta, Paco Roncero o Jordi Cruz son algunos de los grandes chefs que ya han comenzado a interesarse por lo que el metaverso puede ofrecer a la experiencia gastronómica. Pero, ¿estamos preparados para reservar mesa en el mundo virtual? ¿Cómo será cenar en un metarestaurante?

“La propia idea del metaverso significa que una parte cada vez mayor de nuestra vida, trabajo, ocio, tiempo, riqueza, felicidad y relaciones se desarrollará dentro de mundos virtuales en lugar de extenderse o ayudarse a través de dispositivos y software digitales. Será un plano paralelo de existencia para millones, si no miles de millones, de personas, que se asienta sobre nuestras economías digitales y físicas y une ambas”. Así define el Director ejecutivo de EpyllionCo y exjefe global de estrategia de Amazon Studios, Matthew Ball, en su libro “El Metaverso” (Ed. Deusto), una nueva realidad que ya ha dejado de ser ciencia ficción.

El término metaverso está en las portadas de todos los diarios y en los discursos de los grandes ejecutivos de los gigantes tecnológicos desde hace algún tiempo. Se trata de un mundo virtual en 3D, una red de experiencias y dispositivos, herramientas e infraestructuras interconectados que van mucho más allá de la mera realidad virtual.

“El metaverso está a punto de revolucionar todas las industrias y funciones, desde las finanzas y la atención médica hasta los pagos, los productos de consumo e, incluso, el trabajo sexual. Internet ya no estará solamente al alcance de la mano: rodeará nuestras vidas, trabajo y ocio, que pasarán a tener lugar dentro del metaverso”, añade Ball. “En breve, todas las empresas deberán tener su espacio en el metaverso. O no sobrevivirán”.

El metaverso ha abierto la puerta a esta nueva realidad en diferentes sectores generando un sinfín de preguntas a su alrededor. El gastronómico es uno de ellos. ¿Seguirán existiendo los restaurantes como los conocemos hoy en día? ¿Cómo será quedar a cenar en este mundo virtual? Las respuestas las encontramos ya en cocinas como la de Sublimotion de Hard Rock Ibiza, donde Paco Roncero fusiona la alta gastronomía con la tecnología en una puesta en escena gastro-sensorial basada en la realidad aumentada que tiene un fuerte componente de espectáculo.

restaurante sublimotion, de paco roncero
Sala del restaurante Sublimotion.Mario Pinta

En propuestas como Le Petit Chef, que nace como una performance culinaria e interactiva que combina las proyecciones en 3D de última generación con los platos, introduciendo también el metaverso en la experiencia culinaria. El autor de esta propuesta es un chef animado de tan solo 6 cm de estatura. O en gadgets como las lentes Snap Spectacles, que muestran al cocinero los ingredientes, cantidades, tiempos y temperaturas que serán necesarias durante la receta, entre otros aspectos, a través de una lente, y que ya están usando algunos de los mejores cocineros del planeta.

Una nueva realidad que descubre a fondo el trabajo de los cocineros y la creación de experiencias inmersivas para el comensal, que supone una oportunidad para este sector en lo que a despertar emociones y sensaciones se refiere. “Hay una parte de la experiencia gastronómica que nunca va a poder ser sustituida por la tecnología, pero esta sí permitirá ampliar las fronteras y abrirá un nuevo universo de posibilidades alrededor”, explica Mauro Fuentes, director del Metaverso Executive Program de ISDI.

Si tenemos en cuenta que comer es algo tangible, resulta difícil imaginar cómo conseguirá la tecnología llegar a nuestros sentidos. “Seguiremos cenando en nuestras casas o en locales adecuados, pero el metaverso nos ayudará a mejorar nuestra experiencia social. Los restaurantes podrán ofrecernos la posibilidad visitar mundos virtuales o expandidos que nos enriquezcan la experiencia.

mujer en el metaverso
Getty Images

Trasladarnos a lugares lejanos, a otras cocinas, allá donde se recogen las verduras o a los viñedos donde se elabora el vino que se está sirviendo. En un futuro, y con los avances de periféricos, tendremos experiencias hápticas y olfativas que crearán sensaciones aún más profundas. Y unido al delivery, podremos disfrutar la comida con más personas, aunque estemos solos en nuestro salón.

¿Te imaginas cenar el mismo tipo de comida mientras un amigo tuyo come en Miami y sentir que estás sentado con esta persona en la mesa? Cuando los dispositivos de realidad mixta sean más ligeros y baratos serán muy buenos aliados de la restauración. Evidentemente, no va a sustituir nunca a la experiencia real, pero ¿cuándo no sea viable?”, confía Fuentes.

metaverso
We Are

Con estos ejemplos, podemos entender un poco mejor por qué la gastronomía empieza a mostrar interés en el metaverso. El director del Metaverso Executive Program de ISDI se muestra tajante al respecto: “El metaverso será en unos años el internet que conocemos hoy. Si a cualquier restaurante del mundo le hubieran preguntado hace diez años por qué debería estar en internet, ¿qué habría respondido? La transición no va a tener lugar de un día para otro. Pero mi recomendación es que vayan informándose y formándose”.

Las ventajas que el mundo virtual puede ofrecer a este sector, asegura Mauro Fuentes, son muy claras. “Para cocineros, la mejora de sus procesos y de la comunicación de su producto, que no es poco. Para el cliente, un beneficio en la mejora de la experiencia gastronómica. Si podemos hacer lo bueno aún más inmersivo, ¿por qué no probar?”.

Metarestaurantes con estrella Michelin

Prueba de la repercusión que las nuevas tecnologías están teniendo en las cocinas de todo el planeta, FYUZ, el gran evento sobre el futuro de la conectividad y el metaverso que acaba de celebrarse en Madrid, incorporaba este año a su programa a tres de los chefs más destacados del panorama gastronómico español. Dabiz Muñoz, Quique Dacosta y Jordi Cruz ofrecieron tres sesiones sobre gastronomía, creatividad y tecnología, con el futuro de la conectividad y el metaverso como hilo conductor.

Durante estas jornadas, Dabiz Muñoz afirmaba usar la tecnología para cocinar. “Gracias a la pandemia empezamos a recolocar muchas cosas que había dentro de nuestra empresa y trajimos mucho talento fuera del mundo de la gastronomía a nuestro back office. Ahora trabajan en él 18 personas, antes solo dos”.

Junto con el reto de conciliar vida personal y profesional y la necesidad de apostar por la sostenibilidad del planeta, el líder de DiverXO apuntaba que la tercera revolución tiene que ver con la introducción de la tecnología en la gastronomía. “Hace 6 años trajimos a nuestro director de operaciones y comenzó a hacer todos los procesos en un programa de tecnología adaptado a nuestras necesidades. La tecnología bien utilizada nos daba la fotografía clara de lo que pasaba en nuestros restaurantes. Si tienes todos los procesos bien adaptados eres capaz de detectar errores y ponerles solución”.

En el caso de Dabiz Muñoz, su relación con el metaverso está empezando, pero tiene muy claro a dónde quiere llegar. Su objetivo es seguir siendo innovador, estar en constante movimiento, hacer vanguardia para salir de la zona de confort. “Para ser creativos hay que ser valientes y asumir riesgos. Tener fe ciega en lo que haces y mantenerlo”, sentenciaba el chef Michelin.

david muñoz
Pablo Cuadra

“La gastronomía todavía tiene un margen de mejora de los procesos que tienen que ver con la tecnología a nivel infinito, hablamos de una perspectiva más operativa, no de cara al cliente. En este sentido, el futuro mirará hacia el hospitality del cliente, para que se sienta cuidado; todos los detalles son para él. Ese es el lujo que quiero dar al nuevo DiverXO en 2024: gracias al uso de tecnología diseñaremos experiencias a medida más allá de la hospitalidad. Queremos que sea el mejor restaurante de la historia”.

Por su parte, Quique Dacosta comentaba, en el marco de FYUZ, que la tecnología ha servido a la cocina profesional para ser más perfectos (hay hornos con mejores sensores de temperatura, básculas más precisas, etcétera), pero realmente en el proceso de cocinado no ha habido grandes innovaciones tecnológicas en los últimos 30 años. El sistema de inducción o las microondas ya existían, pero ahora se han perfeccionado.

“Con el metaverso se abre un universo muy mágico, ilusionante y diverso para la gastronomía”, respondía Jordi Cruz. “Nos dará la capacidad de recuperar tiempo personal, poder disponer de más tiempo libre haciendo las mismas cosas gracias a la agilidad. Cuando el metaverso sea más sólido, me podré reunir con mis jefes de cocina, hacer cosas en directo, podré hacer desde mi cocina todo eso pero para muchas más personas”, defendía el chef de Atempo en Barcelona.

Según el juez de 'MasterChef', la tecnología sirve, al igual que las técnicas culinarias, para solucionar problemas. “El uso de la técnica, del conocimiento, de la tecnología, sirve para materializar, no para ser protagonista. Cuando nos quedamos solo con la parte estética de las cosas cometemos un error. El metaverso servirá para simplificar esto, para que las relaciones humanas sean mejores, más accesibles”.

Estos avances, en palabras de Jordi Cruz, proporcionan un mundo más conectado y nos facilita ser más productivos: está en nosotros hacer que nos ayude en lugar de que nos perjudique. “La tecnología tiene muchas bondades que potenciar, pero también peligros que hay que minimizar”.