Cena de empresa: manual de estilo urgente para vestir correctamente

Por Marta Martínez
Photo credit: AMC

From Esquire

Puede que a estas alturas del mes tengas la agenda echando humo. Las navidades se acercan y las cenas y comidas se multiplican. Con colegas, con el grupo del fútbol y, sobre todo, la famosa cena de empresa. Esa cita en la que todo es un poco ambiguo. Estamos de fiesta pero hay que tener cuidado porque el jefe también está por ahí así que mantener el tipo es fundamental. Este tipo de cenas piden un look de tintes festivos, un poco más relajado del que llevarías al curro pero, al mismo tiempo, encontrar el equilibrio y no pasarse es la clave. También influye mucho el perfil estético de tu empresa. Si es una gran firma en la que vas de traje todos los días o si, por el contrario, es una start-up llena de gente joven influirá y mucho en el estilo que puedas permitirte. Aquí te proponemos cuatro opciones para todos los estilos. Todas ellas encajan a la perfección entre ese punto original y relajado y la formalidad que conlleva compartir mesa con tu superior.

1. Formal con un punto dandi

Photo credit: © Cortefiel

Si en tu día a día la etiqueta laboral te obliga a vestir con traje y chaqueta, en tu cena de empresa no deberías de relajar tu estilo por completo aunque sí puedes darle un toque original y diferente. Para no aburrirte y porque, para eso es una fiesta. Una buena opción es la de apostar por llevar traje pero combinarlo con un jersey fino de cuello vuelto. Es un look formal pero diferente y con un punto dandi irresistible, perfecto para la noche... y lo que surja.

2. Con camisa 'power'

Photo credit: © Zara

Si tu ambiente de trabajo te permite vestir un poco a tu aire, para la cena de empresa puedes apostar por darle un toque más formal o especial con una camisa diferente. Convierte esta prenda en la protagonista de tu conjunto. ¿Para contrarrestar? Apuesta por un pantalón oscuro. Atrévete y triunfarás sin pasarte. Se admiten estampados en clave arty, de estilo retro o colores diferentes. Llévala por fuera y remata con unos zapatos clásicos de vestir, el contrapunto perfecto para un look original y formal al mismo tiempo.

3. La noche perfecta para el minimalismo

Photo credit: Getty Images

Si tampoco eres un hombre de excesos y la Navidad no te conmueve lo más mínimo, el minimalismo se convertirá en tu salvavidas. Te lo puedes llevar a su faceta más vanguardista o a la de espíritu rockero, tú eliges. La clave está en apostar por un solo color, si es negro el acierto es seguro, y rematar con algún accesorio con personalidad: unos botines, un anillo o una cadena discreta. Solo te falta echarle mucha actitud.

4. A cenar en zapatillas

Photo credit: Getty Images

Hace tiempo que los códigos se relajaron en cuanto al uso de las deportivas. Atrás quedaron las noches en las que te dejaban fuera del garito por llevar zapatillas de deporte. Ahora son válidas casi para cualquier ocasión y hora del día, incluida la cena de empresa. Apuesta por un mix como este al estilo Beckham. Es decir, combinar un traje súper formal, como el de un esmoquin, con camiseta de algodón básica y sneakers blancas. Aquí hemos venido a jugar.