Células madre para agrandar el pene y acabar con los problemas de erección

Una investigación, llevado a cabo en un hospital español, promete acabar con el trastorno masculino más traumático

Hasta ahora no había funcionado pero el último tratamiento con células madre, muy novedoso, ya empieza a dar resultados positivos. (Foto: Getty)

Los tratamientos contra la disfunción eréctil suelen consistir en una combinación de fármacos y terapia psicológica. Incluso se recomienda hacer una rutina de ejercicios (los de Kegel) para conseguir fortalecer los músculos y generar mejores erecciones. Además, los masajes y estiramientos pueden evitar el encogimiento del pene. En realidad, todo es mucho más sencillo si admitimos que estamos hablando de una enfermedad y nos acostumbramos a cuidar nuestra salud sexual evitando conductas que dañan el pene y empeoran el desempeño sexual.

Ahora, recogiendo el testigo del Danish Center for Regenerative Medicine, el Hospital 12 de Octubre de Madrid inicia una investigación sobre células madre que podría poner punto y final a los problemas de erección.

Las sustancias introducidas en el pene no eran las adecuadas, pero los últimos avances parecen haber dado en la diana. (Foto: Getty)

Según cuenta a Quo el doctor Javier Romero-Otero: “Vamos a reclutar las células madre de distintas partes del cuerpo (de momento el estudio se llevara a cabo en ratas); se reprogramarán, se estudiará si producen un mayor flujo sanguíneo hacia el pen, y veremos qué tipo de erección se produce”.

El centro danés ya demostró el año pasado que las células madre restauran la capacidad de erección en hombres que sufren disfunción eréctil, permitiéndoles de nuevo la práctica del coito. Pero el tratamiento no solo consigue solucionar los problemas de disfunción eréctil, sino que además aumenta el tamaño del pene.

La disfunción eréctil puede estar provocada por enfermedades que aún no han dado la cara como hipertensión arterial, diabetes, arteriosclerosis o cardiopatía isquémica. (Fotalia)

Martha Kirstine Haahr y Soren Sheik, autores de la investigadores, completaron con éxito un ensayo clínico temprano (fase 1) cuyos resultados avalan dicha teoría. En concreto, 8 de los 21 varones inscritos en el ensayo recuperaron con éxito la función sexual.

La nueva terapia consigue sus efectos a través de la inyección de células madre en la base del pene. Inicialmente el tratamiento se desarrolló para los pacientes a los que se les ha extirpado las glándulas prostáticas como consecuencia del cáncer. A los 14 días de la intervención los pacientes confirmaron que habían recuperado la erección tras desapareros hematomas escrotales y peneanos  que se habían generado.

La duda está en si esta técnica será útil en hombres que no cumplan exactamente las condiciones de los que han participado en su ensayo. Por otro lado, todavía quedan años de pruebas y ensayos antes de que se pueda aprobar la terapia, pero podría ser la solución a los problemas de disfunción eréctil.

¿Sueles consultar al especialista tus problemas sexuales? ¿Te someterías a esta terapia?

También te puede interesar:

‘El chicle del amor’: ya está aquí el sustituto de la Viagra

Azoospermia y aneyaculación, las disfunciones masculinas que (cada día) serán más frecuentes

¿Qué alimento ayuda (a los hombres) a durar más en la cama?