La celiaquía podría ser reversible

La enfermedad celiaca, también conocida como celiaquía, es una patología autoinmune, crónica y sistémica, que produce una reacción al gluten y que provoca una lesión grave en la mucosa del intestino delgado, alterando la absorción de las vitaminas, minerales y nutrientes que contienen los alimentos. Se estima que actualmente cerca del 1% de la población padece la enfermedad celiaca, aunque también se cree que hay un ratio aún mayor que está aún sin diagnosticar. Hasta la fecha, el único tratamiento para hacer frente a la enfermedad celiaca es mantener una dieta libre de gluten de por vida. Sin embargo, la investigación continúa hacia tratamientos farmacológicos y un último ensayo clínico asegura que esta intolerancia podría ser reversible.

Leer: ¿Se debe comer sin gluten cuando no eres celíaco?

'Caballo de Troya'

Este tratamiento que podría revertir la celiaquía ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Northwestern (Estados Unidos) y presentado en la Semana Europea de Gastroenterología celebrada en Barcelona del 19 al 23 del pasado mes de octubre. Tal y como explican los expertos, en la fase 2 del ensayo clínico, los pacientes pudieron comer gluten experimentando una reducción sustancial de la inflamación. La fase 2 de un ensayo clínico se realiza para comprobar la seguridad y eficacia de un tratamiento en una parte de la población con la patología para extraer conclusiones.

VER GALERÍA

pan

Concretamente, los investigadores se sirvieron de una nanopartícula biodegradable cargada de gliadina (componente principal del gluten en la dieta, que se encuentra en los cereales como el trigo) que le enseña al sistema inmunitario que el alérgeno es seguro. Esta nanopartícula actúa como 'caballo de Troya' para convencer al sistema inmunitario de que no lo ataque. De esta manera, el sistema inmune no se preocupa de esta nanopartícula cuando circula por el torrente sanguíneo.

Tras una semana de tratamiento, los pacientes celíacos tratados con esta tecnología mostraron un 90% menos de respuesta a la inflamación inmune que los pacientes no tratados. Este gran avance podría ser el principio para un nuevo tratamiento de la celiaquía. "Los médicos solo pueden prescribir evitar el gluten, que no siempre es efectivo y tiene un alto coste social y económico para los pacientes celiacos", concluyen los expertos. Probados los resultados, lo siguiente será elevar las investigaciones a fase 3, donde ya se comprueba la eficacia con un núcleo grande de población.

Leer: Seis aplicaciones móviles para que los celíacos ¡puedan comerse el mundo!

Más allá de la celiaquía

Los pacientes celiacos no son los únicos que podrían beneficiarse de este 'hallazgo'. Más allá de la intolerancia al gluten, pacientes con otras enfermedades y alergias como asma, esclerosis múltiple o diabetes tipo 1 podrían ser tratados con esta tecnología, encapsulando otras sustancias en estas nanopartículas: "Esta es la primera demostración de que la tecnología funciona en pacientes. También hemos demostrado que podemos encapsular mielina en la nanopartícula para inducir tolerancia a esa sustancia en modelos de esclerosis múltiple o poner una proteína de las células beta pancreáticas para inducir tolerancia a la insulina en modelos de diabetes tipo 1".

Leer: Ponle rostro a la enfermedad de las mil caras