No habrá ninguna mención pública al cumpleaños del príncipe Harry

·2 min de lectura
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

La reina Isabel II falleció una semana antes de que el príncipe Harry cumpliera 38 años. Desde entonces se han estado celebrando una serie de actos que culminarán con un funeral de estado el próximo día 19 y que por el momento ocupan por completo tanto el tiempo como la atención de la familia real británica.

Fuentes cercanas a la monarquía han justificado que no se haya hecho nada especial para conmemorar la ocasión, ni siquiera las tradicionales felicitaciones a través de Instagram, recordando que La Firma guardará un período de luto de un mes.

Por el momento no ha trascendido cómo pasó el día de su cumpleaños. Su hermano el príncipe Guillermo y su cuñada Catalina acudieron a la residencia real de Norfolk, en Norwich, para examinar las flores y tarjetas depositadas en honor de la monarca y su tía la princesa Ana viajó a Glasgow para reunirse con representantes de distintas organizaciones benéficas con las que su madre colaboró en vida. Sin embargo, Harry prefirió seguir el ejemplo de su padre el rey Carlos III y tomarse una jornada de descanso porque el miércoles ya había participado en la procesión que acompañó el cuerpo de su abuela desde el palacio de Buckingham hasta Westminster Hall.

Siempre se ha dicho que Harry era el nieto favorito de Isabel II a pesar de que durante mucho tiempo fue el miembro díscolo de la monarquía, famoso por sus salidas nocturnas y por algún que otro escándalo. Nadie sabe cómo afectó a su relación la decisión de los duques de Sussex de renunciar a su rol institucional y abandonar Reino Unido, o qué pensó la soberana de la polémica entrevista que concedieron a Oprah, pero en el comunicado que hizo público tras su fallecimiento Harry la recordó como uno de sus grandes apoyos y aprovechó de paso para aclarar indirectamente que sí conoció a su hija Lilibet.