Cefalea ‘suicida’: el peligro que acecha a los hombres de 30 años

Es el dolor más intenso que un ser humano puede soportar sin perder la conciencia. Puede aparecer en la infancia, la adolescencia y en edad avanzada, pero ataca (sobre todo) a los hombres jóvenes. Te explicamos en qué consiste para que puedas identificar los síntomas

La mayoría de personas han tenido un dolor de cabeza en algún momento de su vida, entre un 15 y un 18 por ciento sufre migrañas y una de cada 1.000 personas tiene cefalea en racimos. Una dolencia incapacitante y para la que a veces resulta difícil alcanzar un diagnóstico certero en la primera consulta. (Foto: Getty)
La mayoría de personas han tenido un dolor de cabeza en algún momento de su vida, entre un 15 y un 18 por ciento sufre migrañas y una de cada 1.000 personas tiene cefalea en racimos. Una dolencia incapacitante y para la que a veces resulta difícil alcanzar un diagnóstico certero en la primera consulta. (Foto: Getty)

A todos nos duele la cabeza de vez en cuando. Normalmente nos aguantamos y esperamos que pase sin más. Cuando el dolor ya es insoportable, tomamos algún medicamento que nos alivie; pero casi nunca vamos al médico porque consideramos que es algo normal.

Sin embargo, en algunos casos los ataques de dolor de cabeza aparecen de forma ininterrumpida durante más un año, sin remisión o con remisiones menores a un mes. Entonces hablamos de un dolor crónico tan fuerte que se ha denominado como la cefalea ‘suicida’.

Es más frecuente en el hombre que en la mujer. Se estima que aproximadamente una de cada 1.000 personas pueden padecer cefalea en racimos. En España afecta a más de 47.000 personas, especialmente hombres mayores de 30 años.

Una de las características de esta enfermedad es el gran retraso en el diagnóstico y con ello de recibir un tratamiento adecuado: sólo el 21 por ciento de los pacientes recibió un diagnóstico adecuado desde el inicio. . (Foto: Reader’s Digest)
Una de las características de esta enfermedad es el gran retraso en el diagnóstico y con ello de recibir un tratamiento adecuado: sólo el 21 por ciento de los pacientes recibió un diagnóstico adecuado desde el inicio. . (Foto: Reader’s Digest)

Esto se conoce como ‘cefalea en racimos’ y es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de crisis de dolor unilateral y localizado alrededor del ojo y/o la sien, aunque puede implicar a otras regiones.

Son episodios muy recortados en el tiempo que de media suelen durar unos 30 minutos pero que pueden durar varias horas. La persona sufre lagrimeo, ojo rojo, caída de párpado, rinorrea, obstrucción nasal, congestión facial y agitación intensa. Si el dolor durase mucho más sería prácticamente incompatible con la vida, aseguran desde la Sociedad Española de Neurología.

Lo que lo diferencia de un dolor de cabeza normal es que “estamos hablando de un dolor intensidad grave, hasta el punto que se la ha denominado como la cefalea ‘suicida’ por la gran intensidad del dolor”, explica el Dr. Jesús Porta-Etessam, Director de la Fundación del Cerebro.

El dolor es muy severo, constante, taladrante y de carácter uniforme. Se localiza preferentemente en la región periorbital o temporal, es unilateral en el 90 por ciento de los casos y reaparece una y otra vez en el mismo punto.

La literatura médica describe el dolor de la cefalea en racimos como el más intenso que un ser humano puede soportar sin perder la conciencia. Es, por tanto, una enfermedad altamente incapacitante, pues impide al enfermo hacer cualquier actividad durante el ataque y deja secuelas tales como agotamiento, ansiedad, depresión, insomnio, etc…

Además, por su gravedad, conlleva mucha comorbilidad, sobre todo en el ámbito psiquiátrico y en el abuso de sustancias. Y es que sufrir depresión (que aparece en hasta el 43% de los pacientes) y ansiedad (hasta un 75,5%), junto con presentar agitación o intranquilidad (hasta el 90% de los pacientes) son aspectos que compican mucho la enfermedad.

El dolor puede ser tan intenso que, según los neurólogos, puede ser “incompatible con la vida”. En muchos casos es tan paralizante que impide a quien lo sufre ir a trabajar y ocuparse de las tareas cotidianas. (Foto: Reader’s Digest)
El dolor puede ser tan intenso que, según los neurólogos, puede ser “incompatible con la vida”. En muchos casos es tan paralizante que impide a quien lo sufre ir a trabajar y ocuparse de las tareas cotidianas. (Foto: Reader’s Digest)

Además, diversos trabajos apuntan a que las personas que sufren cefalea en racimos son más propensas al consumo de tabaco y algo del alcohol, y también es más frecuente el uso de drogas recreativas, si bien, tal y como apunta el experto, “en un gran porcentaje, su finalidad suele ser terapéutica”.

Por otro lado, los afectados con cefalea en racimos aseguran que la cefalea ha limitado su carrera profesional. El 82 por ciento renococe que su funcionalidad se ve mermada. Hasta un 36 por ciento refiere haber perdido su empleo a consecuencia de esta patología y un 32 por ciento confiesa haberlo reducido en al menos la mitad.

¿Has sufrido este tipo de dolor alguna vez? ¿Cuánto tiempo ha durado el episodio? ¿Ha afectado siempre al mismo lado de la cabeza?

Vivir con dolor, ¿cuánto podemos aguantar?

¿Es normal que me duela tanto la cabeza?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente