Cayetano Martínez de Irujo y la complicada relación con sus hermanos

El 4 de septiembre llega a las librerías la biografía más íntima de Cayetano Martínez de Irujo. En una amplia entrevista concedida a XL Semanal, el hijo menor de la Duquesa de Alba hace un repaso por los momentos que más marcaron su vida, entre ellos la difícil relación con sus hermanos. "Mi madre solo tenía confianza en mí y ese es el precio que he pagado. En la portada del libro, titulado  De Cayetana a Cayetano se puede leer: "Creo en ti porque eres valiente, porque vas adelante y porque consigues todo lo que te propones".

VER GALERÍA

Duquesa de Alba con sus hijos

El duque de Arjona confiesa que uno los momentos que más marcaron su vida fue la muerte de su padre. "Lo mínimo es que te dejen despedirte de tu padre, pero aún peor es que te engañen durante una semana sin decirte que ha muerto. Todavía lloro al recordarlo". Fue su hermano Alfonso quien llegó a Arbaizenea, en San Sebastián, donde solo estaban él y su hermano Fernando y les dijo: ’He venido a deciros que papá está en el cielo’. Nos quedamos en shock. Fue impresionante, no nos dio ni un abrazo. A renglón seguido nos dijeron que teníamos que ir al tenis. El vacío y el engaño que me dejó aquello fueron salvajes". Ya de vuelta en Liria, Cayetano se acercó a Carlos para darle un beso y éste torció la cara." Quitó la cara, sí, y se rio. Iba con Alfonso y los dos se rieron como diciendo: '¿Pero qué hace este?'. Entendí perfectamente el rechazo", relata dejando de manifiesto que nunca se entendió con su hermanos. Pasado el tiempo, asegura que él no lo ha hablado de ello con Carlos, actual Duque de Alba: "Con él no se puede hablar nada. Con mi madre sí lo hablé, pero con treinta y tantos años. Y la perdoné".

-Cayetano Martínez de Irujo recuerda los capítulos más duros de su vida en su biografía, que dará mucho que hablar

VER GALERÍA

Cayetano de Alba y su hermano Carlos, actual Duque de Alba

En otro de los capítulos del libro Cayetano cuenta su marcha a Estados Unidos para someterse a un tratamiento en el año 2014. "Fui al mejor centro del mundo sobre traumas de la infancia. Se acababa de abrir. Llegué muy deprimido. Según detalla una parte del tratamiento debía hacerla en compañía de un familiar, pero no acudió ninguno.  "Yo era la única persona allí que no tenía ningún familiar con el que hacer la terapia y flipaban con eso. Genoveva [su ex mujer] estaba ocupada y no podía ir. Y a mis hermanos....¡Pero si hoy por hoy siguen sin entender mi dolor! Hace poco tuve una conversación muy dura con mi hermana porque cree que salgo en televisión contando estas cosas porque quiero hacerme el mártir y el protagonista. ¡Por favor! Si lo entienden así, ¿cómo les vas a pedir que vayan a Estados Unidos para hacer terapia contigo?".

Por último, Cayetano asegura que no ha querido atacar a nadie en su libro, simplemente ha querido dar a conocer su vida y desconoce cual será la opinión de sus hermanos.  "Pues no lo sé. Yo cuento lo que ha pasado, sin ataques a nadie". Aún así no descarta que en un futuro pueda llegar a una posible entendimiento con sus tres hermanos mayores, con los que no tiene relación. "Yo dejo siempre la puerta abierta; al final, los hermanos no dejan de ser hermanos".