La Católica se quedó con las manos vacías tras un vibrante partido ante Audax Italiano

·2 min de lectura

En el estadio El Teniente y por la decimocuarta jornada del Campeonato Nacional, Universidad Católica cayó por 3-2 ante Audax Italiano.

El local abrió el marcador a los 9', luego de que Pablo Alvarado conectara de cabeza un tiro de esquina ejecutado desde la derecha por Tomás Andrade. Sebastián Pérez no pudo reaccionar a tiempo para evitar la caída de su valla.

Sin embargo, la visita encontró el empate apenas tres minutos más tarde por intermedio de Felipe Gutiérrez, quien hizo uno de los mejores goles del año: remató desde su propio campo, detrás incluso del círculo central (a 73.2 metros de distancia del arco rival) y encontró demasiado adelantado a Álvaro Salazar.

Los dirigidos por Juan Ribera recuperaron la ventaja justo antes de ir al descanso, cuando Lautaro Palacios tocó con Fernando Cornejo, éste le devolvió la pared y el argentino definió con un zurdazo de primera al segundo palo.

Temprano en el segundo tiempo, Cornejo fue nuevamente protagonista. En este caso, controló un pase por alto de Luis Riveros y, tras dejarla picar y desde afuera del área, la empalmó de lleno, la pelota pegó en el travesaño y se encontró con la red.

La respuesta por parte de los dirigidos por Ariel Holan no tardó en llegar: asistido por Gutiérrez, Fernando Zampedri venció en el mano a mano a Salazar y achicó la diferencia en el marcador.

Los Cruzados fueron en busca de la igualdad, pero se terminaron quedando con las manos vacías. Cabe señalar que Lucas Melano, que ingresó a los 63', fue expulsado a los 67' por una fuerte entrada en mitad de cancha. Con este resultado, la Católica suma solo un triunfo en sus últimas ocho presentaciones.

Foto: @Cruzados

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente