1 / 14

Casa congelada en Hamburg (Nueva York)

En la imagen, una casa de la ciudad de Hamburg, al oeste del estado de Nueva York, completamente congelada como si se tratara de una escultura de hielo. (Foto: Jeffrey T. Barnes / AP).

FOTOS | Las casas cercanas al lago Erie se han congelado y el paisaje es tan bello como peligroso

Las bajas temperaturas, los vientos huracanados de hasta 100 kilómetros por hora y las olas de cinco metros de altura que se registraron el pasado fin de semana en la zona estadounidense del lago Erie, convirtieron la localidad de Hamburg, al oeste de Nueva York, en un escenario de cuento de hadas.

Las calles y las casas más próximas al lago de esta ciudad de unos 50.000 habitantes quedaron completamente congeladas como si fueran esculturas de hielo. No es la primera vez que ocurre, aunque nunca de forma tan dramática. Los vecinos del lugar aún siguen impresionados y el pueblo se ha convertido incluso en una atracción turística de curiosos que quieren ver de cerca estas llamativas figuras.

Sin embargo, las autoridades ya han avisado de que estas esculturas representan un peligro importante. Algunas casas, estructuras o árboles ya se han derrumbado o sufrido daños debido al peso del hielo, que tiene hasta un metro de espesor, y se recomendó a los vecinos que buscasen viviendas alternativas. Además, cuando los vientos se calmen y las temperaturas suban es probable que se produzcan inundaciones. Los habitantes del lugar han solicitado que se construyan muros de contención para evitar que esto vuelva a suceder.

En esta época, el lago Erie suele tener una capa de hielo que impide que las olas crezcan tanto como ocurrió el pasado fin de semana, pero este año es mucho más delgada y frágil. Con el calentamiento global, puede que este fenómeno se vuelva a repetir con el riesgo que supone para esta localidad del estado de Nueva York.

Más historias que te pueden interesar: