Una casa modular de 60 m2 sostenible que puedes encargar a tu medida

·2 min de lectura
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín

Las casas modulares o viviendas prefabricadas han alcanzado mucha fama en los últimos años, especialmente a raíz de la pandemia. Y es que para vivir cómodamente no necesitamos tantos metros cuadrados ni tantos lujos, con una pequeña casa modular, podemos disfrutar de un día a día tranquilo en un entorno natural y libre de ruidos. Se trata de una opción de lo más atractiva para aquellas personas que teletrabajan, pero también para las que quieren tener una segunda residencia para salir de la urbe, o para aquellos que están pensando en un retiro cuando llegue el momento de jubilarse. La empresa tini® –líder en casas modulares industrializadas 100% en España–, acaba de terminar el proyecto de esta vivienda de 60 metros cuadrados en La Rioja (10 metros de largo y 6 metros de ancho) para una pareja y su hijo. Si ya conoces la empresa, sabrás que cuentan con varios modelos prediseñados que puedes personalizar a tu gusto. Esta casa, en concreto, está formada por la unión de dos módulos tini® M a medida, dando como resultado una confortable vivienda. El exterior de chapa galvanizada de aspecto industrial, contrasta con el interior, muy limpio y minimalista.

Debido a la normativa de la parcela, hubo que reducir la longitud de los módulos para respetar el retranqueo.

Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín

Así, en el primer módulo se ha integrado un amplio espacio diáfano dedicado a sala de estar, comedor y cocina, con un baño completo. Y en el segundo módulo se han dispuesto los dos dormitorios en torno al elemento distintivo del proyecto: un agradable porche, alrededor del cual gira la vida de la casa, conectando la vida interior con el paisaje y la piscina, pero siempre a cubierto.

El mobiliario es de la firma Boca Concept.

Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín

Tanto las habitaciones como el porche tienen accesos directos desde el exterior y están completamente acristalados. Eso ofrece una rápida conexión con el jardín y la piscina, situados justo enfrente, y permite aprovechar al máximo la luz solar (con el consiguiente ahorro energético que ello supone).

Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín

Los acabados combinan tratamientos de máxima calidad, materiales asequibles y soluciones estéticas elegantes. El porche, por ejemplo, está forrado de madera termotratada para aumentar su resistencia y durabilidad, en color caramelo. Para el exterior se ha empleado chapa de acero galvanizado, mientras que las paredes interiores son de pladur y el suelo, de madera de roble.

Photo credit: Paco Marín
Photo credit: Paco Marín

Sin duda, una inmejorable segunda residencia para esta joven familia, que ha encontrado así el equilibrio perfecto entre innovación y tradición, junto a la naturaleza. Y prácticamente sin esperas: solo transcurrieron 60 días desde que la empresa asumió el proyecto hasta que entregaron las llaves a sus propietarios.

Proyecto e información: Cortesía de tini®.