La casa de Kaley Cuoco en Los Angeles en 'The Flight Attendant' es porno inmobiliario

·5 min de lectura
Photo credit: HBO Max
Photo credit: HBO Max

De todos los sitios donde podía sentar la cabeza el personaje de Cassie Bowden (Kaley Cuoco) en la temporada 2 de la serie The Flight Attendant con Marco (Santiago Cabrera), ha ido a parar a una coqueta urbanización de bungalows en Los Angeles que es puro porno inmobiliario. Resulta inevitable ver el primer episodio de la serie sin preguntarse: ¿dónde está la casa de Kaley Cuoco en Los Ángeles? Porque la serie ha optado en lugar de por una fastuosa mansión de Los Angeles como la que vendió en la vida real Cuoco en 2019 después de divorciarse de su segundo marido por un atractivo bungalow en una pequeña urbanización, lo que en en el argot inmobiliario de Los Angeles se conoce como un 'bungalow court', un concepto que ha nutrido ya a otras ficciones como El Gran Lebowski o, en un plano más de andar por casa, Alvin y las ardillas. La serie de HBO ha vuelto a apostar en la segunda temporada por una de sus señas de identidad, solo doblando la apuesta: el porno inmobiliario, dícese de aquellos interiores donde transcurre una serie de ficción capaces de llamar tanto la atención como la trama en sí, pero sin distraernos del argumento principal. En esta segunda temporada las casas son más atractivas, los hoteles y bares de Berlín y Reikiavik son más fastuosos y llamativos y todo ello contribuye a vender la experiencia de la serie.

Hay series que, a diferencia de otras, disfrutan convirtiendo una parte de la ficción en una revista de decoración; unas, como Big Little Lies o The Undoing dando peso a todos aquellos detalles que son significativos de la opulencia (ese lujo casual disfrazado detrás del que se esconden salas de estar de doble altura y cubiertas rústicas con vistas al Océano Atlántico, esas habitaciones de mármol y tonos dorados tan cargadas de objetos preciosos que parecen museos), otras, como Succession dando rienda suelta a la ilusión del poder, pero todas ellas concentrando estos esfuerzos en apartamentos, mansiones, habitaciones, baños. De ahí lo de porno inmobiliario. HBO se ha especializado en este concepto: The Undoing (¿de verdad tú no te has preguntado dónde está el apartamento de Donald Sutherland?), Succession a lo largo y ancho de sus tres primeras temporadas (porque aquí, sí, todos nos preguntamos dónde estaba el apartamento de Kendall en Nueva York), Escenas de un matrimonio, y ahora The Flight Attendant. Con las honrosas excepciones del apartamento en la Quinta Avenida de Nueva York de Kendall Roy y el ¿hogar? de Escenas de un matrimonio que era cien por cien decorados, construidos desde cero (de hecho, en Escenas, se supone que es Boston, pero incluso los exteriores son de barrios de la periferia de Nueva York, la gran mayoría son localizaciones híbridas en las que, como ocurría con The Undoing se combina el hall de un edificio con el apartamento de otro para que un defecto (un ascensor feo, una recepción pequeñita) enturbien la experiencia visual. En este caso el bungalow de Kaley Cuoco en Los Angeles, la casa donde ha reconstruido su vida, es una localización real, sin escenarios, y aunque más modesta que las ficciones habituales de HBO igual de cautivadora. Pero la pregunta es: ¿Dónde está? Porque hay nada menos que 350 de estos bloques cerrados de bungalows en la ciudad de Los Angeles ahora mismo, unos, por supuesto, más glamurosos que otros. Y que nos hagan creer que está en Los Angeles no quiere decir que sea Los Angeles. Puede ser perfectamente San Pedro o Redondo Beach.

Y no, aunque la construcción es también típica del estilo colonial que tanto gustaba en la segunda década de siglo XIX en California, y aunque recuerda poderosamente a la casa donde transcurre Alvin y las Ardillas, el remanso de paz de Dave (Jason Lee), que es lo primero que habrás pensado si tienes una vasta cultura cinematográfica, y, sobre todo, dos hijos que han visto quinientas veces la película, no es el mismo bungalow court. Pero no, no es el cinematográfico St. Andrews Bungalow Court. La serie todavía no ha revelado la ubicación, así que solo nos quedan 349 localizaciones similares por descartar en Los Ángeles, ¿cuál de ellas será? De todas formas nos llama la atención que la casa del personaje de Kaley Cuoco tenga peso en esta temporada.

Photo credit: LA Conservancy
Photo credit: LA Conservancy

En la primera temporada la casa de Cassie no tenía relevancia inmobiliaria. Solo servía para demostrar que el personaje llevaba una vida caótica y su apartamento era otro elemento de caos. El peso inmobiliario se lo llevaba otra de las propiedades de la serie: la casa de su amiga Annie (Zosia Mamet). ¿Sabes una cosa? No era real. Ese loft súper elegante, con su seductora WTF ducha de cristal en medio del salón, era un decorado, aunque los exteriores que se asociaban con esta localización nos querían hacer creer que estaba en la calle Plymouth de Brooklyn.

También era ficticio, por cierto, el hotel en el que arrancaba la historia en la temporada 1. Recuerda que Alex se alojaba en el Makara Prince de cinco estrellas de Bangkok. Ese hotel no existe. Su suite y la bañera de hidromasaje de la azotea (la primera temporada, ahora que lo pienso, tenía un problema de porno fontaneril) se construyeron completamente en el estudio, con pantallas verdes de croma para crear los efectos especiales. El exterior del hotel, eso sí, era el verdadero Anantara Siam Bangkok en Pathum Wan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente