El mensaje encubierto en 'La casa del dragón' que cobra un sentido especial

·4 min de lectura

ATENCIÓN: este artículo contiene spoilers del tercer episodio de La casa del dragón

La Danza de los Dragones, el conflicto civil de la Casa Targaryen por la sucesión del Trono de Hierro, está cada vez más cerca en La casa del dragón. Con su tercer episodio, este spin-off de Juego de Tronos comienza a tejer la rivalidad entre Rhaenyra Targaryen, la heredera designada por el rey Viserys I, y Alicent Hightower, la nueva esposa del monarca que acaba de darle a su primer hijo varón. Ambas, que al principio de la serie las veíamos como amigas cercanas, ven cómo su amistad se viene abajo después de que la primogénita vea su derecho a la corona amenazado por su medio-hermano.

Aunque, en lugar de usar discusiones o peleas al uso, la serie apuesta por presentar el inicio de su rivalidad con una idea poética con mucho significado detrás.

La princesa Rhaenyra Targaryen en 'La casa del dragón' (cortesía de HBO Max)
La princesa Rhaenyra Targaryen en 'La casa del dragón' (cortesía de HBO Max)

Después de la presentación del conflicto en los Peldaños de Piedra, asistimos a la primera aparición de Aegon Targaryen, el hijo varón del rey Viserys fruto de su nuevo matrimonio con Alicent Hightower. En la escena llama la atención la ausencia de Rhaenyra, quien ante su miedo a ser relegada por el nuevo miembro de la familia se encuentra en los jardines junto a un bardo. El rey manda ir a buscarla y quien toma la tarea es su nueva esposa, a quien la princesa no recibe con los brazos abiertos.

Alicent Hightower intenta hacer entrar en razón a Rhaenyra con un trato amable, pero la joven se muestra tosca y trata de llevarla la contraria. Pero lo llamativo de esta secuencia no son las palabras que intercambian entre ellas, sino la canción que se escucha de fondo interpretada por el bardo que acompaña a la hija de Viserys. Apenas se escuchan unas pocas estrofas, puesto que la presencia de Alicent impone al trovador y, aunque Rhaenyra le pide que continúe, la tensión de la situación conlleva a su marcha. No obstante, llegamos a escuchar frases de la canción como “Ya partió, se embarcó con su pueblo. Y el dolor de su alma va… A través de las llamas” que nos hacen descubrir el auténtico significado de esta pieza en la escena.

La canción habla sobre una mujer valiente en medio de un conflicto, alguien que a pesar del dolor se convierte en una luchadora y reclama el lugar que le pertenece. La persona en cuestión, ateniéndonos a la historia de los Siete Reinos, sería Nymeria, la princesa guerrera de los Rhoynar que tras ver que se pueblo se enfrentaba a la desolación consiguió diez mil barcos, embarcó a toda su gente y navegó por los mares buscando un nuevo hogar y enfrentándose a multitud de peligos. Y no es nada casual que tenga este pequeño protagonismo en esta secuencia, puesto esta historia es clave para definir el camino que Rhaenyra seguirá en el futuro de la serie, sobre todo en lo referente a su relación con Alicent Hightower.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que la sucesión al Trono de Hierro tras el reinado de Viserys I va a traer mucha cola. Como bien se ha visto en estos primeros tres episodios, la tradición es que sea el primogénito varón quien gobierne en los Siete Reinos, que en este caso sería el recién nacido Aegon Targaryen, el hijo de Alicent Hightower. No obstante, tal y como se ha visto en esta última entrega, el rey se mantiene firme en que sea Rhaenyra quien ascienda al poder tras su muerte, lo que generará tensiones en la corte y quebrará aún más la relación entre la joven princesa y la actual reina. Y al final, a Rhaenyra, al igual que a Nymeria, con tantos obstáculos en su contra no le quedará otra que mantenerse firme, luchar contra las adversidades y reclamar el lugar que le pertenece, como se nos dejó ver en los trailers de esta primera temporada.

Alicent Hightower en 'La casa del dragón' (cortesía de HBO Max)
Alicent Hightower en 'La casa del dragón' (cortesía de HBO Max)

Valorando todos estos detalles, la canción no es más que un pronóstico de la batalla que Rhaenyra y Alicent librarán en futuros episodios. La primera tratando de tirar por la borda las tradiciones obsoletas del modelo monárquico instaurado en Poniente y la segunda apoyando esta tradición que la mantendría en las altas esferas del poder como madre de Aegon. Es decir, mujeres guerreras luchando por el trono y su supervivencia que se erigirán como dos figuras femeninas importantes en la historia de los Siete Reinos, tal y como ocurrió con Nymeria.

Además, la inclusión de este tema en La casa del dragón también podría ser un guiño de HBO a los proyectos que tiene en cartera, ya que otro de los spin-offs que habría en desarrollo sería una serie llamada 10.000 barcos centrada en la historia de esta princesa guerrera de los Rhoynar.

Más historias que te pueden interesar: