Una casa de campo de diseño contemporáneo con open plan

·2 min de lectura
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

Los interioristas del estudio Arterberry Cooke, acaban de reformar esta fabulosa casa de campo familiar a las afueras de Austin, Texas. La vivienda, que por fuera exhibe la clásica arquitectura americana, define a la perfección el concepto de diseño contemporáneo a través de sus interiores, planteados en espacios abiertos donde la luz natural siempre está presente. Distribuida en cuatro dormitorios, cuatro baños y un aseo, la casa es propiedad de una pareja con dos hijas y un bebé en camino. Esto último fue decisivo a la hora de reformar la vivienda, ya que las necesidades de la familia estaban a punto de cambiar.

Antes de la intervención, el plano de planta original de la casa era estrecho y poco funcional, con la habitual distribución de los años noventa. Para solucionarlo, se diseñó un salón con concepto abierto conectado con el exterior, con una atmósfera contemporánea y cálida. Asimismo, la paleta de colores neutros logró que interiores y exteriores quedasen visualmente unificados.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

La altura del techo del recibidor permitió colocar una lámpara suspendida cuyo diseño está inspirado en una piña.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

El salón resulta elegante al mismo tiempo que contemporáneo, con una gama cromática sosegada y una fotografía que corona el área superior de la chimenea.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

En el comedor, las protagonistas son las modernas sillas tapizadas en piel.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

La cocina con isla central es amplia y luminosa. Dispone de armarios de madera que combinan con puertas blancas y encimeras de mármol.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

Como en cualquier casa americana, no podía faltar un mudroom (una especie de recibidor que se utiliza expresamente para descalzarse antes de entrar en la vivienda).

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

En la planta baja, se instaló un coqueto y elegante aseo decorado con un papel pintado con motivos geométricos en blanco y negro.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

El dormitorio principal luce un estilo Scandifornian que aporta mucha luz a través de los tonos claros y los ventanales de suelo a techo.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

El baño de la suite combina el blanco con el mármol y los acentos dorados.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

Las dos niñas disfrutan de una original habitación en tonos empolvados, con dos pinturas con arcoíris que decoran la pared de sus cabeceros.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

El despacho es de lo más completo y también dispone de un rincón de lectura.

Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper
Photo credit: Madeline Harper

Proyecto e información: Cortesía de Arterberry Cooke. Constructora: Captex Construction.