Las cartas supuestamente incriminatorias y el resto de claves en el caso de la niña hallada muerta en Logroño

Este lunes un viandante alertó a la Policía de que había visto a una mujer en la ventana de un hotel en Logroño. Cuando los agentes llegaron al lugar y entraron en la habitación se encontraron con el cadáver de una niña de cinco años sin signos de violencia y una mujer, su madre, en la ventana, con cortes en los brazos y, aparentemente, con intención de suicidarse. Desde entonces, son varias las incógnitas que rodean al caso, que incluye unas cartas entregadas a los investigadores que habría dejado la mujer ahora detenida y el hallazgo ayer del cadáver de la abuela en el río Ebro.

El cadáver de la pequeña, de cinco años, fue hallado por los agentes el lunes en un hotel del centro de Logroño. (Foto: EFE/Abel Alonso)

La cronología del caso de la pequeña hallada muerta en la habitación 404 del hotel Bracos comienza el domingo por la tarde cuando el padre de Carolina, separado de la madre y en posesión de su custodia desde hace dos años, denunció que su expareja no había cumplido con la entrega de la niña ese día. Como señala el diario local La Rioja, no era la primera vez que ocurría y lo denunciaba.

Nada se supo de esta profesora de origen canario hasta que alguien la vio en la ventana del mencionado hotel y alertó a las autoridades. Trasladada al hospital y después detenida, los agentes comenzaron la reconstrucción de sus pasos desde que se les perdió la pista el domingo, cuando la niña no fue entregada al padre.

Así, descubrieron que ambas habían pasado el día con la abuela materna y que juntas se registraron en el hotel por la mañana. Sin embargo, la madre de A.U., iniciales a las que responde la ahora detenida, abandonó el establecimiento por la tarde. Su cuerpo era encontrado un día después que el de su nieta flotando en el río junto con su bolso.

Entre el hallazgo de un cuerpo y otro, un familiar habría acudido a la comisaría para entregar unas cartas de despedida que dejó la madre y que, según medios locales, tendrían contenido incriminatorio. Aunque no ha trascendido mucho sobre lo que dicen esas misivas, en ABC publican que habría explicado que quería evitar que su hija sufriera por la mala relación que mantenía con el padre.

También en ABC se hacen eco de diversas informaciones que aseguran que la mujer estaba en tratamiento psiquiátrico desde 2018. Una de las hipótesis que se barajan en la muerte de la abuela es que esta se tirase al río al no poder evitar la muerte de su nieta, aunque se desconoce si cuando lo hizo ya sabía del destino de la niña o no.

A.U., que no pasará a disposición judicial hasta que se cumplan 72 de su detención y que está ingresada en el hospital, no estaría colaborando con la Policía según ha declarado el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz. 

Además, como recoge 20 Minutos, ha explicado que de momento solo hay “indicios” y no “hechos concluyentes” sobre las causas de la muerte por lo que habrá que esperar a los resultados del Instituto Nacional de Toxicología. Pérez Sáenz ha pedido prudencia.

Más historias que te pueden interesar: