Carolina Molas, madre de Íñigo Onieva, se pronuncia: "Los dos están muy mal"

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Están siendo unos días muy complicados para Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Los últimos acontecimiento de la pareja están también salpicando a sus entornos, y es que la situación parece más grave de lo que nos pensamos. Pocas horas después de anunciar el compromiso, se filtraba un vídeo del empresario besándose con otra mujer en un festival. En estos momentos, Tamara Falcó se encontraría en casa de su madre, Isabel Preysler, para sentirse apoyada por los suyos, mientras que Íñigo se encontraría en el piso que compartía con la marquesa. Tamara Falcó le habría dicho a su ex pareja que se fuera del domicilio.

Íñigo Onieva también habría ido a casa de sus padres tras todo este revuelo pero no se dejaba ver ante la prensa. La que sí salía de su domicilio era la madre del empresario y con su cara lo decía todo. Kike Calleja, reportero de 'Sálvame', se encontraba en la puerta de la casa de Carolina Molas y podía hablar con ella sobre lo sucedido este fin de semana.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Carolina Molas aseguraba ante las cámaras que se encuentran pasando unos días muy difíciles: "muy tristes. Estamos todos muy mal", decía la progenitora de Íñigo Onieva con un semblante bastante serio. Tamara Falcó, desde el minuto uno, ha mantenido una excelente relación con su familia política. Se llevaba de maravilla con su suegra y con su cuñada, Alejandra Onieva, por lo que no es de extrañar que ahora todos se sientan muy tristes por la deslealtad de Íñigo hacia la marquesa de Griñón.

"No ha parado de llorar y aunque Iñigo intenta conectar con ella por todos los medios, ella no quiere hablar con él", apuntaban uno de los colaboradores de 'Ya es verano' diciendo que el joven habría llamado incluso a la residencia de Isabel Presyler para poder hablar con Tamara, pero que ella se ha negado.