Carmen Salinas se arrepiente de su última decisión profesional

Por Mezcalent
Photo credit: Mezcalent

From Diez Minutos

Carmen Salinas es una de las actrices más veteranas que ha compartido durante varios años su profesión con una vocación: dedicarse a la política. Desde algún tiempo la artista ha dejado a un lado el servicio público y vuelto a la televisión, donde ahora ha dado una entrevista muy sincera sobre el recuerdo que le ha dejado su paso por la política. Salinas asegura que la experiencia de haber sido diputada no le dejó buen sabor de boca, ya que su trabajo para ayudar a la gente no le bastó a algunas personas.

"Es más, a mí ni la política me gustó. Y no sabes qué arrepentida estoy, porque además nunca dejas contenta a la gente y yo hice muchas cosas de mi bolsillo, regalar lentes, regalar sillas de ruedas, andaderas, mi oficina no era oficina, era un consultorio", explica.

Photo credit: Mezcalent

Doña Carmen expresa sus buenos deseos para que Enrique Guzmán resuelva pronto su situación de impuestos, pues ella recuerda que en el pasado tuvo que hablar con las autoridades correspondientes al no poder pagar sus contribuciones.

"Que Dios lo ayude (a Enrique Guzmán), que Dios lo bendiga porque todos hemos pasado por eso, en la pasada administración yo pedí que me condonaran seiscientos mil pesos, porque le tuve que pagar a un músico rata tres millones y medio porque me tenía embargada mi casa, cuando ni siquiera crucé palabra con él, entonces yo les expliqué y me dijeron "sí te vamos a ayudar", pero había una razón, y ahorita acabo de pagar setecientos mil pesos de impuestos", comparte.

Además, la actriz mexicana se quedó sin palabras cuando la preguntaron sobre los asesinatos de varios miembros de la familia LeBarón al norte de México. "Tú crees que se pueda verter una opinión ante un acontecimiento tan triste de estos hijos de mala madre, que quemen a criaturitas, a niños y a puras mujeres, que las quemen, no hay opinión para eso", puntualiza