Carmen Corazzini, chica del tiempo en Mediaset: "Me veo probando casi cualquier otro formato"

·5 min de lectura
Photo credit: Guillermo Jiménez HEARST
Photo credit: Guillermo Jiménez HEARST

Carmen Corazzini es, junto a Flora González y Laura Madrueño, una de las 'chicas del Tiempo' de Mediaset, y reconoce que su relación es fantástica y que no existen celos profesionales entre ellas. A Carmen Corazzini, de 28 años, le encantan los retos y tiene entre manos una novela negra, porque dice que le encanta estudiar la actitud de los asesinos. Por eso ha estudiado Criminología. Respecto a su corazón confiesa que está contento, pero que ahora no tiene pareja, tras romper su relación con el periodista deportivo Luis García.

Carmen, ¿están de moda 'las chicas del tiempo'?
¡Por fin ya vemos rostros femeninos dando el parte meteorológico! Hasta hace algunos años 'la meteo' se asociaba a una figura masculina. Para que te hagas una idea, en Italia solía darlo un serio militar con su traje y todo. Ahora la televisión ha cambiado.

¿Hay rivalidad entre Laura Madrueño, Flora González y tú?
No sabes la suerte que tenemos. Hay mucho compañerismo, somos una piña. Además, sería imposible, todas tenemos perfiles totalmente distintos, objetivos diferentes, procedencias diversas… ¡Ni queriendo habría manera de solaparse!

¿Cuándo empezaste te veías como 'chica del Tiempo'? ¿Qué reacción tuviste cuando te ofrecieron el puesto?
Nunca lo hubiera imaginado. Yo estaba en Informativos, hablaba de cine en Movistar Plus+, era impensable. Recuerdo llamar a mi madre desde el baño de la redacción para contarle la noticia y preguntarle si debía aceptarlo o no. No me dio una colleja por la distancia, vamos. Ha sido de las mejores decisiones nunca tomadas. Soy una afortunada y lo digo de verdad. Mi abuelo adoraba al 'hombre del tiempo', silenciaba las conversaciones de sobremesa para escucharle cada vez que aparecía. Ojalá me hubiese visto dando el parte.

Photo credit: Guillermo Jiménez HEARST
Photo credit: Guillermo Jiménez HEARST


Has terminado de estudiar Criminología y estás escribiendo un libro, ¿de qué va a tratar?
Escribí un ensayo sobre el perfil de los asesinos más mediáticos de España, pero quiero esperar un par de años para completarlo. Ahora estoy probando con la ficción, la novela negra. Me apasiona la psicopatología, la neurociencia, la motivación del asesino, los entresijos de la maldad. Causalidad y casualidad. ¡A ver qué tal!

¿Te gustaría dar el salto como presentadora de otro tipo de programas? Ahora que en la cadena está habiendo tanto baile de presentadores…
Claro. ¡La vida me interesa variada! Todo hecho con ilusión puede ser satisfactorio. Ahora en el Tiempo floto en un Edén, pero me veo probando casi cualquier otro formato, desde la seriedad hasta el entretenimiento.

"Vinimos a España cuando tenía 13 años por el trabajo de mi padre"

Estudiaste Periodismo porque una de tus ilusiones era ser corresponsal de guerra. ¿Si Pedro Piqueras, tu jefe, te mandara a la guerra?
Me regalaría una oportunidad emocionante. Por ver 'in situ' lo que estudié en Criminología o en el Máster de Terrorismo, por empaparme de otras culturas, para darme un baño de realidad, para redimensionar problemas, para intentar mostrar las múltiples versiones de un conflicto y de quienes lo viven. Todas las facetas del ser humano emergen de las guerras: compasión, egoísmo, fuerza, miedo, valentía, resiliencia…

Naciste en Roma, ¿por qué te vienes a vivir a España?
Vinimos a España cuando tenía trece años por el trabajo de mi padre. Fue una casualidad, nos íbamos a vivir a Pekín, ya estaba todo organizado. ¡Ahora sabría chino! Pero creo que hemos ganado todos viniendo a España. Mi madre es de aquí, Imagínate lo contenta que se puso.

¿Cómo fue tu niñez en Italia?
He tenido mucha suerte con mis padres. Ni Disney lo podría haber narrado igual. Me han querido y cuidado, sin malcriar, de la manera más atenta y genuina. Si hoy en día soy una persona feliz es porque ellos me enseñaron a serlo.

Hablando de Italia, tenías una bonita amistad con Aless Lequio. Para la gente que no le conocía, ¿cómo era?
Especial. De esas personas irrepetibles. Era muy divertido, valiente, perspicaz… pasamos una adolescencia súper alegre. Siempre tenía mil ideas, activo hasta el final. En lugar de cáncer decía 'resfriado'. Con eso te lo digo todo. Era muy buena persona. Habría conseguido hacer feliz a mucha gente, habría alcanzado todas sus metas. Un luchador.

¿Qué supuso su fallecimiento?
Su muerte supuso un golpe tremendo. Tan joven. Para su familia y entorno más estrecho… no puedo ni concebir el grado de vacío, rabia y tristeza. Para mí, personalmente, un shock. Era algo que estaba en el aire, claro. Pero creo que nunca estás realmente preparado para una noticia así, al menos yo.

"A veces nos intercambiamos algún recuerdo o foto con los padres de Aless"

¿Mantienes contacto con sus padres?
A veces nos intercambiamos algún recuerdo, sueño, pensamiento o foto. Es agridulce toparse con alguna imagen antigua en el ordenador. Me encanta y me entristece a la vez.

¿Eres enamoradiza?
En realidad, no. Tiendo a idealizar, eso sí. El lado positivo es que los inicios son tremendamente emocionantes. El negativo es que la caída puede ser igual de potente. Pero sólo me enamoro de buenas personas. Así que eso lo hace todo mucho más fácil.

¿Cómo se conquista a una 'chica del Tiempo'?
La conquista es un arte abstracto. Para mí la inteligencia y el sentido del humor son fundamentales, bajo un paradigma de valores similares.

¿Se liga más siendo una cara conocida?
Creo que depende del grado de fama, porque podría generar el efecto contrario, pero probablemente sí. Más que nada por estar expuestos a más personas, por estadística debería incrementar las posibilidades de suscitar interés en alguien, pero no es mi caso. En general mis relaciones se han cocinado a fuego muy lento.

Eres una mujer muy guapa, ¿eso te ha ayudado a la hora de trabajar?
El atractivo es algo subjetivo. Sería una hipócrita si negara que el aspecto físico en televisión tiene cierta importancia. Todavía creo que la mayor presencia de 'belleza' en televisión recae más en mujeres que en hombres. En mi caso específico jamás lo he sentido así.

Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: David García Piñero y Andrea Vílchez para Alberto Dugarte Institute. Agradecimientos: Restaurante Bocanegra Madrid. Calle del Marqués de Casa Riera, 1. Telf.: 913 766 038. bocanegramadrid.com