El día que Carlota Corredera marcó un antes y después en televisión

·6 min de lectura

Hace unos días Carlota Corredera prometió en el plató de la docuserie Rocío. Contar la verdad para seguir viva que en su presencia se haría periodismo con perspectiva de género y así lo ha hecho, dando un golpe en la mesa en pleno directo de Sálvame. En la última entrega del programa vespertino la presentadora ha tenido para todos, emitiendo discursos directos y contundentes a la cámara. Así, la gallega ha atizado a José Antonio, el tío político de Rocío Carrasco tildado de machista por su relato en Socialité, y también le ha dado un repaso a Kiko Matamoros. De igual manera ha puesto contra las cuerdas a la dirección del magacín de Telecinco para que elijan entre ella y el colaborador Antonio Montero.

El lunes 31 de mayo fue el día que la presentadora marcó un antes y un después, ella sola, en nuestra televisión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Carlota Corredera tuvo palabras para todos. Y si bien le han llovido los elogios en las redes sociales (especialmente los incondicionales de Rocío Carrasco), también ha recibido críticas acusándole de dictadora, de acabar con la libertad de expresión en el programa, y de tener un doble rasero. Pero lo cierto es que el discurso de la presentadora no ha dejado indiferente a nadie.

Y es que la gallega, apenas unos días después de pasarse de frenada en Viernes Deluxe, ha continuado con su labor personal de luchar contra la violencia de género y el machismo en las tardes de Telecinco. Es decir, tras sus aplaudidas introducciones antes de cada episodio de la docuserie Rocío. Contar la verdad para seguir viva, ahora está dispuesta a que no se desaprenda lo aprendido en el magacín vespertino.

En la franja Sálvame Limón del pasado lunes estalló contra José Antonio, el marido de Gloria Mohedano, quien durante el fin de semana afirmó ante las cámaras de Socialité que no cree el relato (ni las lágrimas) que su sobrina Rocío Carrasco ha compartido con la audiencia en la docuserie de moda. El testimonio ha hecho estallar a la presentadora que, primeramente, ha subrayado que no entiende cómo la familia homenajea a Rocío Jurado públicamente después de todo lo que está pasando con Rociito.

"A mí me parece que a lo largo del fin de semana Rocío Carrasco ha recibido varias agresiones nuevas. No entiendo cómo se puede hacer un tributo a la memoria de Rocío Jurado después de todo lo que ha contado su hija y hacer lo que se hizo el sábado, y sobre todo, lo que se hizo el domingo delante de la puerta de la casa de Rocío Jurado. Yo creo que el despliegue este año, es verdad que lo ha habido en otras ocasiones, pero este es un año distinto por todo lo que ha contado y ha demostrado Rocío Carrasco", ha valorado visiblemente molesta la periodista a la par que ha resaltado con firmeza que “lo que sucedió el sábado es un nuevo ejemplo de violencia mediática contra Rocío”.

Seguidamente la conductora de Sálvame ha querido hacer hincapié en las declaraciones del cuñado de Rocío Jurado. Sin dar crédito todavía a las sonadas palabras de José Antonio, la comunicadora gallega ha dicho de forma irónica: "¿Quién no querría tener un tío como José Antonio? Que después de abrirte en canal y contar todas las violencias a las que has sido sometida durante 20 años no solo no te apoya, sino que tienes un negacionista en tu propia familia. Qué bonito que además se cuestione una sentencia en firme de condena por malos tratos. No podéis cuestionarlo, que Rocío Flores puede contar lo que quiera, pero que hay una verdad que está demostrada y tiene una sentencia. Estaría muy bien que dejarais de jugar con ese tema y que se dejase de jugar con que la niña actuó en defensa propia porque eso no está nada bien. Hay cosas sobre las que no hay versiones. Hay una verdad y los que querais hablar, con pruebas".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En este marco la periodista, erigida como líder feminista, ha apuntado que "lo más deleznable de todo es que te parezca que aunque tu sobrina haya dicho la verdad tendría que haberse callado. ¿Qué hacemos entonces? ¿Silencio? ¿Sobre la violencia silencio? Ya no, se acabó. ¿Por qué no le has pedido a Antonio David durante todos estos años que se callase sobre lo que se estaba diciendo de tu sobrina? Sobre tu cuñada. A él no se le pidió silencio, a la víctima se le exige silencio. Que poca vergüenza".

Pero Carlota Corredera no solo ha resultado demoledora contra José Antonio sino que también ha tenido un tenso cara a cara en plató con Kiko Matamoros. En la franja Sálvame Naranja la presentadora no ha dudado en encararse al tertuliano dándole un repaso por su postura negacionista con Rocío Carrasco. Lo cierto es que ambos llevan arrastrando rencillas varias entregas por sus diferentes maneras de afrontar la serie documental de moda. Sin embargo, este último encontronazo en directo fue un auténtico rapapolvo contra el tertuliano.

Primeramente la periodista ha reprochado al colaborador que se haya permitido comentar y criticar durante las últimas semanas si haber visto el documental y todas las pruebas que presenta Rocío Carrasco. "Que no hayas tenido la curiosidad, las ganas de aprender, de superar nuestras propias ignorancias que todos tenemos con el tema de la violencia de género y, sobre todo, que tú has sido una persona que, en este plató, has dicho que Rocío Carrasco es mala madre y mala persona. Yo, de alguien que he dicho algo así tan rotundamente, por lo menos tendría la curiosidad de saber cuál es su verdad.

Seguidamente Carlota Corredera ha recriminado a Kiko Matamoros que "si tu sentir era que no podías, que te provocaba mucho dolor, es decir: directores, amigos, cúpula, yo no quiero opinar de este tema porque yo no voy a ver la serie. Tengo mis motivos personales, hago mi objeción de conciencia y me quedo a un lado. Lo que no me vale es que con los vídeos que se ponían aquí en el programa tú tenías material suficiente para opinar porque ahora entiendo muchas de tus reacciones y muchas de tus opiniones. No me podía creer que no te calase nada de todo lo que estábamos aprendiendo todos cada miércoles. Tú has llegado a igualar a Rocío con Antonio David en acciones con sus hijos".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En este marco, el padre de Laura Matamoros ha querido aclarar las cuestiones a las que ha hecho referencia la periodista alegando que "es una utilización de términos jurídicos que, al final, a lo que nos lleva es que después de un proceso largo para las partes no hay una condena para este señor, lo cual le absuelve de que se le de determinado tratamiento o se refiera a él de una forma que no corresponde en derecho".

Asimismo Kiko Matamoros ha aclarado por qué no contó desde el principio que no seguía la serie documental que tanto revuelo ha causado en Telecinco: “Sí comenté la situación judicial que había atravesado con Rocío Carrasco. Si yo hubiera entendido que era deshonesto tener opinión sobre los vídeos que se emitían aquí hubiera sido el primero en no opinar. Para mí además hubiera sido comodísimo”. A continuación el colaborador ha entonado el mea culpa: “Yo le pido perdón a Rocío Carrasco ahora mismo si alguien entiende que yo, de manera torpe, he tenido o he creado opinión respecto de lo que veía de sus declaraciones”.

No obstante, Carlota Corredera ha seguido metiendo el dedo en la llaga y le ha reprendido que haya cuestionado decisiones que se han tomado en la serie documental: “Si tú crees que no se deberían haber contado determinadas cosas, ¿por qué no preguntas por qué el programa he decidido hacerlas públicas?”. Así, ha recordado al colaborador que “la decisión de que se cuenta lo de Rocío Flores no depende de la dirección. Depende de los servicios jurídicos de la productora, depende de la cúpula de la productora, depende de la cúpula de Mediaset. Yo creo que antes de opinar y deslegitimar ciertos contenidos de la docuserie habrá que preguntar por qué esto se ha contado”.

Pero aquí no se acaban los speechs incisivos de Carlota Corredera en Sálvame Naranja puesto que también dio un ultimátum a la dirección del magacín tras sentenciar a Antonio Montero. Y es que el paparazzi madrileño ha hecho un comentario sobre Rocío Carrasco que no ha gustado a la gallega al extremo que le ha hecho explotar delante de la audiencia.

El rifirrafe en cuestión se ha producido cuando Belén Esteban ha contestado en directo a unas palabras de la hermana de Olga Moreno criticando que la colaboradora haya hecho durante años declaraciones de Jesulín de Ubrique. "Cuando me he equivocado de algo del padre de mi hija he tardado dos días en pedir perdón y decir que me he equivocado", ha valorado la conocida como princesa del pueblo haciendo saltar a Antonio Montero: "A Jesulín se le ha calificado como mal padre toda la vida. ¿O hay alguien que dude que, como padre de tu hija, es un mal padre?”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora bien, el argumento del colaborador que ha hecho estallar definitivamente a la presentadora de Sálvame ha sido que equipare la paternidad del torero con la maternidad de Rocío Carrasco: “Jesulín con su hija es un mal padre y, para mí, Rocío con su hija es una mala madre".

"Antonio, que se está yendo la presentadora", ha alertado Lydia Lozano tras ver cómo Carlota Corredera se ha levantado de su asiento dirigiéndose al puesto del director. "No voy a continuar trabajando con Antonio Montero. Si Antonio Montero se queda en el plató yo me voy. No voy a permitir que después de todo lo que hemos contado y después de todo lo que hemos explicado este señor se permita el lujo de llamarle mala madre a Rocío Carrasco delante de mi". Hay que destacar que no ha hecho falta que la cúpula tome una decisión al respecto puesto que el tertuliano se ha levantado de su silla y se ha marchado voluntariamente.

"Se acabó, esto no es un juego, ¿eh?", ha concluido la de Vigo.

Carlota Corredera se ha erigido como una de las mayores defensoras de Rocío Carrasco frente a las cámaras y este lunes no ha dudado en interpelar en pleno directo a las voces más críticas. Sin embargo, en su mensaje no solo defendió la versión de Rocío, sino que hizo historia al plantarse contra el negacionismo ante la víctima, los juicios de valor y las opiniones personales que alimentan etiquetas y prejuicios hilados a la violencia de género. Carlota cumplió lo prometido ensalzando al periodismo con perspectiva de género.

Más historias que te pueden interesar: