Carlota Corredera lanza un dardo a Ana Rosa Quintana sobre Rocío Carrasco

·4 min de lectura

Por Begoña Mena.- Continúa la guerra de discursos en torno a Rocío Carrasco. En el arranque del episodio 10 de Rocio, contar la verdad para seguir viva, Carlota Correderase ha lanzado de nuevo contra los negacionistas de la historia de la hija de “la más grande”. En esta ocasión ha señalado el acoso que los grupos antifeministas han hecho a Rocío a la salida de un juzgado y ha tratado de desmontar “el show judicial” de uno de los integrantes de ese grupo; un hombre que porta una pancarta con el eslogan: Stop feminazis y que, según las imágenes de Corredera, parece estar compinchado con Antonio David.

Pero en su monólogo de apertura hubo un dardo mayor dirigido, sin dudas, al programa de Ana Rosa Quintana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Argumenta Corredera que la base del negacionismo contra Carrasco esbuscar una nueva excusa cada vez, porque siempre hay y habrá un motivo para cuestionarla: “cuando Rocío contaba que su exmarido la maltrataba, dijeron: ‘sí, vale, pero ¿por qué no ve a sus hijos?’. Cuando relató con todo su dolor que su hija la maltrataba, dijeron: ‘Sí, vale, pero ¿y su hijo David? ¿Qué le ha hecho?”.

Precisamente a raíz de esto, Corredera lanzaba el argumento más potente de la noche y el que más controversia puede traer: “y cuando me refiero a negacionistas, no me refiero a señores que sostienen un cartel, si no a periodistas, colaboradores de esta cadena y de otras, a grandes comunicadores…”. Y para no dejar mucho lugar al error, el programa ilustró sus palabras con imágenes de El programa de Ana Rosa. Es decir, en forma de indirecta Carlota se habría dirigido directamente a Ana Rosa y a sus contertulios, así como a otros programas como Ya es mediodía e incluso Sálvame de ser cómplices del negacionismo contra la historia de maltratado que Rocío Carrasco lleva semanas contando.

Su acusación no es baladí. Corredera apunta a que con este comportamiento y estos mensajes, “que no vienen solo de gente con un cartel, se la sigue maltratando. Y para añadir más leña al fuego, según la periodista de Sálvame, parte de esta actitud viene por “la rabia de no haber podido contar ellos esta historia” y que por eso, “se dedican a torpedearla”.

Para Carlota, su postura se explica porque cree a Rocío Carrasco; pero ¿y para sus compañeros negacionistas? Quizás para ellos, defender a Antonio David es defender, por ende, la decisión que tomaron casi 20 años atrás de tener a un presunto maltratador como colaborador, dejándole además usar sus micrófonos para atacar a su ex.

Antonio David fue el primer punto de choque, pero igual que avanza la historia en el docudrama, también avanzan las polémicas; y ahora el cuestionamiento se centra en los hijos comunes de la pareja y en la supuesta violencia vicaria ejercida por el padre. Según los especialistas que hablan en la tertulia del documental, esa violencia consiste en la manipulación de su comportamiento, de tal forma que se oponen a la madre.

De hecho, durante el programa, la colaboradora Ana García Triviño hizo alusión a este tema y señaló a los que critican y opinan sin ver el documental: “no se puede opinar sin ver el documental, esto es de primero de periodismo. Y no se puede opinar sin hacer caso a los informes que hemos estado viendo. Si partimos ya de esta base (...) entonces solo estamos contaminando el debate”.

Y es que esa misma tarde, Paz Padilla, la presentadora de Sálvame era tendencia en Twitter por cuestionar el papel como madre de Rocío y normalizar el maltrato físico que su hija le había dado:aunque Rocío Flores haya agredido a su madre y esta no estuviese preparada para verla después de lo sucedido, no hay nadie que esté preparado para decirle a unos niños que su madre no quiere saber nada de ellos”.

Lo que sí parece claro es que hay un tratamiento radicalmente distinto del tema entre el monólogo de Corredera junto a la posterior tertulia del documental respecto a otros programas como el de Ana Rosa. Por ejemplo, entre los últimos comentarios de Quintana al respecto está el siguiente: “alguien duda que Olga está en el equipo de Antonio David. Y alguien duda que Fidel está en el equipo de Rocío Carrasco“.

Planteamientos como este, que contemplan el problema como de dos equipos al que adscribirse son de partida algo frívolos y no parecen tomar muy en serio el testimonio de Rocío en el documental. De hecho, los tertulianos se quedaron en silencio tras las palabras de Ana Rosa. Además, tener a una parte implicada como colaboradora, o sea a la hija de la pareja tampoco ayuda demasiado a ser imparciales.

Parece que el alegato de Corredera lanza una piedra, en forma de pelota mediática en el tejado de sus compañeros de profesión. De momento ha conseguido que bajo el simbólico hastag #Notienecoño, la frase que dijo Rocío a Olga, actual pareja de Antonio David, por “supuestamente” manipular a su hijo David en un encuentro en el juzgado, se ha convertido en una forma de pedir a la aludidos y en especial a Ana Rosa, para que responda a Corredera y explique su versión a las acusaciones de la presentadora del documental.

Sin embargo, y de momento, Ana Rosa ha optado por evitar el enfrentamiento y en la mañana del jueves se ausentó del Club Social donde se suele debatir y comentar el documental.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente