Carlos Mayo deja a José Luis Mareca para empezar a entrenar con Juan Carlos Galán

·3 min de lectura
Photo credit: Fernando Roi
Photo credit: Fernando Roi

Carlos Mayo cambia de aires. Desde hace diez días se prepara a las órdenes de Juan Carlos Galán, un entrenador de 35 años asentado en Barcelona y especializado en fondo y mediofondo, que dirige la escuela de preparadores de la Federación Catalana de Atletismo y lleva también a prometedoras atletas como Rosalía Tárraga o Elia Saura. La decisión supone que el atleta aragonés abandona la disciplina de su entrenador de toda la vida en la élite, José Luis Mareca, del que se ha despedido con un emotivo texto en Instagram.

"No se le puede decir 'adiós' a una persona que te lo ha dado todo. Durante los casi 9 años que hemos estado juntos, nunca me has fallado", escribe Mayo, que como confirma después a Runner's World ha tomado esta decisión para buscar un nuevo impulso en su entrenamiento. "El año olímpico supone un desgaste extra porque es un sueño motivacional muy grande y este me sentía más estancado, a pesar de que también es muy importante. Por eso necesitaba un nuevo estímulo, cambiar de aires. Se trata más de recuperar la ambición y el más perjudicado ha sido Pepe", explica.

"No es algo agradable, pero lo hablé con él y tenemos que estar a gusto los dos. Se lo ha tomado bien, seguiremos teniendo amistad porque mejor persona que él es difícil conocer y tampoco tiene que ser una decisión definitiva", cuenta.

Mayo empezó a trabajar en febrero con Galán en cuestiones de fuerza y en ritmos de rodajes por zonas en función del pulso y hace unos días tomó la decisión de entrenar definitivamente con él, "No ha sido muy brusco, porque ya tenía parte del entrenamiento que lo pautaba él. Cada uno tiene su método y aunque sean caminos distintos el objetivo es llegar a lo mismo", comenta el viente campeón de España de 5.000, 10.000 metros y cross.

Una vida itinerante

El aragonés de 26 años no se mudará definitivamente a Barcelona y vivirá a caballo entre la ciudad condal, donde estará su nuevo centro de operaciones, Zaragoza, donde mantiene a su familia y su fisioterapeuta de confianza y las concentraciones en altitud entre Font Romeu (Francia), donde suele trabajar el grupo de Galán y Bronchales (Teruel), el lugar en el que Mayo ha preparado tantos campeonatos con sus compañeros de entrenamiento Toni Abadía o Juan Antonio 'Chiki' Pérez.

Photo credit: Fernando Roi
Photo credit: Fernando Roi

Mayo mira ya a un verano cargado de objetivos. El primero, en el Campeonato de España de Nerja en los 5.000 metros, donde espera defender su título logrado el año pasado ante la probable presencia de Mohamed Katir, Adel Mechaal u Ouassim Oumaiz. "El nivel es muy alto, pero mi actitud siempre es valiente. Quizá no vaya en el mejor momento, pero iré con uñas y dientes", promete.

El campeonato, en cualquier caso, es un paso a los 10.000 metros del Mundial de Eugene (Estados Unidos), previa concentración en altura con la RFEA en Denver. De allí volverá el 20 de julio para concentrarse dos semanas en altitud en Font Romeu o Bronchales para preparar la misma prueba en en el Europeo de Múnich, donde está llamado a luchar con las medallas después de ser segundo en la Copa de Europa de Pacè.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente