De concursante de Masterchef a ganar una estrella Michelin

Javier Sánchez
·3 min de lectura

Hay historias que parecen de película y la presentación de la nueva Guía Michelin 2021 de España y Portugal nos dejó ayer una de ellas. Carlos Maldonado, un joven cocinero (30 años) consiguió su primera estrella por su buen hacer en su restaurante Raíces, ubicado en la localidad castellano-manchega de Talavera de la Reina. Podríamos pensar es que una historia de éxito sin más, pero llama la atención porque Maldonado llega a esta meta tras solo cinco años de actividad profesional como cocinero. Y con un punto de partida sorprendente: su triunfo en Masterchef, el talent show para cocineros amateurs de Televisión Española, convirtiéndose en el primer concursante en llegar a obtener esta distinción.

Carlos Maldonado, chef del restaurante Raíces y nuevo estrella Michelin. Foto: Restaurante Raíces
Carlos Maldonado, chef del restaurante Raíces y nuevo estrella Michelin. Foto: Restaurante Raíces

Sí, hubo antes otros cocineros participantes en programas de televisión en llegar a la estrella Michelin: Begoña Rodrigo (La Salita, Valencia), Miguel Cobo (Cobo Estratos, Burgos) o Javier Estévez (La Tasquería, Madrid) lo lograron antes, tras su paso por Top Chef, pero con una salvedad: en su caso se trataba de cocineros profesionales. Maldonado “nunca tuvo un rumbo fijo, deambulando de una profesión a otra hasta que descubrió su infinita pasión, la cocina”, escribe el propio chef en la página web de su restaurante.

Pero llegó su triunfo en Masterchef -ojo porque ganarlo no siempre asegura el éxito y la fama. Pocos se acuerdan ya de Juan Manuel o de Vicky, que vencieron en el programa antes que él- y todo cambió. Cursó un máster en Cocina, Técnica y Producto en el Basque Culinary Center de San Sebastián. Después de eso Carlos se unió al programa Cocineros al volante con el que recorrió toda España con un food truck en el que ofrecía comida “gamberra”. Sí, seguía teniendo notoriedad, pero pocos veían en él un cocinero de los que marcan época.,

En 2017 Carlos Maldonado regresa a su Talavera de la Reina natal e inagura su proyecto gastronómico más serio, Raíces. Pocos meses después logró ser finalista del prestigioso galardón Premio Cocinero Revelación Madrid Fusión y fue entonces cuando todo hizo clic. A esa entrada en los “cocineros a vigilar” le siguió su primer Sol en la Guía Repsol y el Bib Gourmand de la Guía Michelin que reconoce los locales con la mejor relación calidad-precio. Muchos comenzaron a pensar entonces que esa podría ser la antesala de la estrella, aunque hay restaurantes que se quedan en esa categoría sin llegar jamás a ostentar una.

Carlos Maldonado, con el roscón que ha preparado para Lidl. Foto: Lidl
Carlos Maldonado, con el roscón que ha preparado para Lidl. Foto: Lidl

Actualmente el restaurante ‘Raíces’ ha conseguido su primer Sol en la Guía Repsol, Bib Gourmand de la Guía Michelín y está considerado por el tenedor entre los 10 mejores restaurantes de España. Ahora, Carlos Maldonado puede decir que ya ha conseguido algo que no está al alcance de cualquiera. Pero, ¿cómo lo ha logrado? Con una mezcla de éxito de público y predicamento entre la crítica que no es tan normal como pareciera. Basta asomarse a las reseñas de su experiencia que pueblan webs como TripAdvisor para leer y que hablan de “un servicio excelente”, “increíble experiencia” o “un lugar espectacular”.

Pero, ¿cómo es la cocina de Carlos Maldonado? Fiel a su estilo irreverente y descarado, pero con un ojo que mira a la tradición. En su Grand Menú Raíces se puede encontrar platos como el macaron deshidratado de zanahoria con perdiz a la toledana o el cremoso de sesos de cordero con tamarindo y pimentón de La Vera. Un ejemplo de la sofisticación a la que he llegado un cocinero que hasta hace un lustro no sabía ni que lo era. Por cierto, para los que tengan difícil acercarse a su restaurante Raíces, hay otra manera más sencilla de conocer la cocina de Carlos Maldonado. El chef firma el roscón de Reyes de Lidl, elaborado con masa madre, mantequilla, huevos de gallinas criadas en suelo y relleno de nata. Y con una cobertura de cacao Ruby que lleva la firma del artista. Como primera toma de contacto con la cocina de Carlos Maldonado, la verdad es que no está nada mal.

Más historias que te pueden interesar: