Carlos Latre: ‘‘Soy muy crítico y muy exigente conmigo mismo”

Por Rosa Villascatín
Photo credit: Cedida

From Diez Minutos

Nunca con nadie me he reído tanto como viendo a Carlos Latre, porque las imitaciones que hace de sus personajes me parecen pura artesanía, fruto de estudios meticulosos de cada uno de ellos, de sus defectos y virtudes, así como de los rasgos más característicos de su personalidad. Al contrario que a otros humoristas o imitadores, a Carlos no le gusta hacer sangre: es la razón por la que ha encandilado y sorprendido a tantos públicos diferentes, incluso a los americanos, donde se está haciendo un hueco importante.

A Carlos, como al resto de españoles, el coronavirus le ha cogido por sorpresa, razón por la cual ha tenido que suspender las galas y la gira que tenía programadas, pero no así su colaboración en Onda Cero y en Youtube, donde el pasado 8 de abril organizó una Gala Solidaria para recaudar fondos destinados a la lucha contra el coronavirus.


Photo credit: Cedida

Carlos, ¿cómo fue la respuesta de los artistas a la Gala Solidaria?

Espectacular, un show que hicimos desde mi canal de Youtube. Una gala que duró diez horas, con una respuesta increíble por parte de los artistas. Amigos como Andrés Iniesta, que entró desde Japón; Miguel Poveda, que compuso una canción cuyos derechos de autor ha donado a esta causa, además de Iker Casillas, Mónica Naranjo, una lista interminable.

¿Y económicamente qué tal fue?

Se recaudaron ese día 200.000 euros, que sumados a lo obtenido por #yomecorono, se multiplicarán por cuatro, superando así los dos millones de euros.

Estamos inmersos en una pandemia sin precedentes, para la que parece que los gobiernos no han tenido respuestas rápidas y eficaces.

El Gobierno español está demasiado ocupado luchando contra la pandemia, y eso es normal porque ahora lo más importante es encontrar esa vacuna, para que las muertes bajen cuanto antes, y que esa curva tan odiada se estabilice; después ya habrá que empezar a pensar en la economía y en toda la gente que se ha ido al paro, y así recuperar la alegría de nuestro país, y que esto quede como una pesadilla.

Se habla de las subvenciones que recibe el mundo del espectáculo. ¿Qué hay de verdad y cuánto de leyenda en este asunto?

Yo puedo hablarte de mí personalmente, porque sé que hay compañeros que viven de las subvenciones, porque es la forma de llevar a cabo sus proyectos, pero no es mi caso. Nunca en mi vida he recibido un duro de nadie, nunca he recibido ninguna subvención, porque todos los espectáculos que he hecho me los he producido yo desde que empecé, desde mi primer show, con 20 años, todo el dinero que costó era mío.

Photo credit: Kike Rincon

No es lo habitual.

Yo puedo decirte, Rosa, que soy autónomo, no subvencionado, que mis espectáculos me los autofinancio yo y me los produzco yo: desde siempre me lo he hecho todo yo solo. Pero sí entiendo que hay muchos jóvenes y muchas producciones que, si no cuentan con la ayuda oficial, morirían.

¿Qué medidas deberían tomarse para salvar de la quiebra a la cultura?

Francamente no lo sé… Creo que lo más importante según la recomendación de los expertos, es que hay que hacer muchos test, porque cuanto antes sepamos si lo hemos pasado o no, si somos inmunes, si podemos propagarlo, antes volveremos a la normalidad. Es absolutamente necesario que este país vuelva a la normalidad.

Este parón, ¿cómo le ha afectado profesionalmente?

Me ha afectado muchísimo porque me han cancelado todas mis actuaciones, todos los shows que tenía contratados. Ahora estoy pendiente de saber si podré hacer la gira que tenía prevista por toda España la próxima temporada, ya que las convenciones de empresa han volado, también tenía actuaciones en Oporto, en Roma y algunas internacionales, además de que tenía pensado volver a América para seguir avanzando; todo eso se ha parado.

Le queda la radio y la televisión.

Por suerte, Onda Cero sigue, y programas de televisión como “Tu cara me suena”, espero que vuelvan una vez que esto pase, y si no es posible, tendremos que reinventarnos. Yo soy una persona positiva.

¿Quiénes serán los protagonistas de su próximo espectáculo?

Hay personajes que seguro sacaré, entre otros el científico Fernando Simón, el ministro de Sanidad Salvador Illa, la ministra portavoz María Jesús Montero… porque con el confinamiento se han dado a conocer muchos personajes que no eran los habituales. En los espectáculos ocurre como en los repertorios artísticos, que tiras de los clásicos porque la gente quiere escuchar a personajes de siempre como Boris, la Pantoja de Puerto Rico, Jaime Peñafiel, pero también otros nuevos.

Photo credit: Cedida

¿El humor es buena vía de escape para paliar el daño del Covid19?

Sí, es una vía que tenemos que seguir utilizando porque en estos tiempos hacer reír no es un placer, es un deber, por eso pienso que es maravillosa la labor que estamos haciendo la gran mayoría de los cómicos que estamos lanzando a través de las redes sociales, bien con imitaciones, siempre con humor, algo que la gente nos agradece muchísimo. No sabes la cantidad de cartas que recibo a diario dándome las gracias por hacer más llevadero este confinamiento.

Uno de los colectivos más sensibles son los menores. ¿Cómo cree que les habrá afectado el confinamiento?

La sociedad española en general está demostrando que somos unos campeones, y los peques lo están haciendo genial, porque han entendido lo que estaba ocurriendo desde el principio del confinamiento. Es verdad que estar encerrados puede ser agotador, es por lo que yo propondría que de igual manera que se aplaude a las 8 a los sanitarios, aplaudiésemos a los niños.

¿Algún consejo que sirva de ayuda a los padres?

No es fácil está situación, y ahí me incluyo, porque si los niños lo están sufriendo, los padres también, pero se están creando muchos vínculos afectivos, descubriendo lazos familiares que estaban un poco perdidos. También hemos redescubierto el placer de estar en casa, con nuestras parejas y nuestros hijos.

¿Usted qué ha aprendido en estos meses de encierro?

A tener más paciencia, a no ir tan rápido, a no pensar en tantas cosas y pensar en el hoy y aquí, que es algo que no suelo hacer y que me está enseñando este confinamiento. Sobre todo, a nivel interior, porque estamos teniendo tiempo de pensar dónde estamos y dónde queremos estar, lo que nos permite reflexionar sobre cómo ser un poquito mejores.

El coronavirus se ha cebado con los mayores. ¿Qué deberíamos cambiar tras esta triste experiencia?

Los mayores por desgracia han sido los más afectados, cifras terroríficas de fallecidos tanto en España como en Italia, de ahí que deberíamos sacar una enseñanza muy importante, siendo como son quienes pasaron una guerra civil, los que construyeron el país en el que vivimos, es la razón por la que les debemos un respeto, cuidarles más, e intentar que sus últimos años sean agradables. Esto no se debe volver a repetir.

¿Qué le enseñaron sus padres que le gustaría transmitir a su hija?

-Que debe ser buena gente, buscar la felicidad en las pequeñas cosas, pero, sobre todo, ser coherente conmigo mismo. Para mí lo más importante es que mi hija sea buena persona, que se ría, que tenga sentido del humor, que para mí es fundamental.

¿Cómo cambiará su vida a partir de ahora?

No lo sé, creo que todos estamos en una indecisión precisamente porque no sabemos cómo va a cambiar. Espero que volvamos a una cierta normalidad, siendo mejores, habiendo aprendido de los errores, y como dice el refrán: virgencita, virgencita, que quede como estoy.

¿Algún colectivo que le haya sorprendido por su falta de empatía?

Al final, creo que nuestra clase política debería estar a la altura de las circunstancias, y que conste que no hablo ni del presidente ni de la oposición, lo digo a nivel global. Sí creo que los políticos alguna vez deberían dejar de hacer política, para ponerse en la piel de los ciudadanos que están perdiendo a sus familias, a sus amigos…

Pocos imitadores españoles han triunfado en Estados Unidos. ¿Cómo ha sido su experiencia en la CBS?

Yo tampoco puedo decir que haya triunfado, pero sí he tenido la oportunidad de actuar en la CBS. Es la primera vez en la historia que un cómico español ficha por un gran medio de comunicación norteamericano. Una oportunidad que me ha permitido trabajar con Jim Carrey y Drew Barrymore, y estar en un programa que ven más de 30 millones de espectadores; es una experiencia única que espero volver a repetir.

Photo credit: Kike Rincon

¿Qué personajes de los suyos le gustan más a usted?

Boris, por ejemplo, porque forma parte de mi vida y es un buen amigo; a Angel Llácer me encanta imitarle; Manolo García, Julio Iglesias, los grandes, y a todos mis amigos.

Usted empezó muy joven a trabajar.

Mi carrera empieza un poco en defensa propia, era tan rebelde, tan inquieto, que un día me di cuenta de que las cosas que decía le hacían gracia a la gente, y a partir de ahí encaucé mi carrera.

“Crónicas Marcianas” le dio fama y dinero. ¿Quién le puso los pies a ras de tierra?

Yo siempre he sido bastante cabal, no he necesitado que nadie me ponga los pies a ras de suelo, yo tuve la suerte de estar siempre muy bien rodeado, tanto con Yolanda, mi mujer, como con mis padres, mis amigos son los mismos que tenía antes de salir en televisión, siempre me he rodeado de gente que sabes que estará a tu lado incondicionalmente. Pero todos necesitamos sufrir un tropezón para darte cuenta de que la vida no es un camino de rosas.

¿Cómo se domina el ego?

El ego no creo que sea malo, bien dominado y con un yin-yan equilibrado, te puede afectar para bien, pero hay que dominarlo.

¿Es más difícil mantenerse que llegar?

Aguantar 20 años ininterrumpidos en televisión requiere muchas cosas, hay un factor de mucho trabajo que para mí es vital, de reinventarse, de buscar nuevos caminos, de no dejar de aprender nunca y, por supuesto, de empatía con la gente que te rodea. Soy una persona que he intentado llevarme bien con todo el mundo, por eso no creo que tenga enemigos en esta profesión.

¿Se puede ser imparcial cuando eres el director de tu propio espectáculo?

Yo soy muy crítico y muy exigente conmigo mismo, pero también necesito tener gente a mi alrededor que me diga con sinceridad si he estado bien o mal.

¿Por qué es más fácil hacer llorar que reír?

Tiene un gran mérito hacer reír, pero más valor hacer llorar. Prueba de ello es que son escasos los premios al mejor actor o actriz de comedia, porque se valora más el drama, el tocarte la fibra, pero se debería valorar más la comedia, el entretenimiento y el humor.


¿De qué se ríe Carlos Latre?

-De muchas cosas: ahora estoy leyendo la biografía del maestro Gila, me gustan las comedias, el humor, me río con mi hija, con mi mujer…

¿La imitación es un terreno por explorar?

Hay muchos humoristas en España pero muy pocos imitadores de verdad, y sólo unos cuantos fuimos los primeros, pero ahí están los Morancos, José Mota y Juan Muñoz, eran muy buenos, o maestros de la talla de Julio Sabala, Alfonso Arús…

Hay pocas imitadoras. ¿Por alguna razón especial?

Hay pocas humoristas, pero las que hay son muy buenas. A mí me gusta mucho Leonor Lavado, que ha sido elegida la mejor imitadora de España, pero cuesta que se lancen, y desde aquí hago un llamamiento para que se lancen y demuestren lo que valen.

¿Le gustaría que Candela, su hija, siguiera sus pasos?

No es que me gustaría que siguiera mis pasos, es que ella está decidida a hacer una carrera artística, teatro musical, interpretación, música. Una carrera dentro de la interpretación, música, baile…

¿Cómo lleva la conciliación familiar?

Lo llevo bien porque mi familia, mi mujer, mi hija estamos siempre juntos. Yolanda, mi mujer, es periodista y también se dedica a la producción, conoce este mundo. Y Candela, desde que nació ha vivido en teatros, de viaje, entre bambalinas, lo llevamos bien, muy bien.

¿QUIÉN ES ÉL?

Nació en El Grao de Castellón, el 30 de enero de 1979.

Trayectoria:

Realizó los estudios hasta COU en el Instituto Martí Franqués de Tarragona. Comenzó como locutor de radio en la SER, en “Los 40 Principales” y Cadena Dial. Se hizo muy famoso por sus imitaciones en “Crónicas Marcianas”. Al finalizar, comenzó con su propio programa Latrelevisión, en Telecinco. En 2007 regresó a Telecinco con “República”, espacio de parodias. En 2011 presenta la obra “Yes, Spain Is Different”. En Antena 3 colaboró en “DEC” y “La escobilla nacional”. En 2011 se convierte en jurado de “Tu cara me suena”. En 2013 presenta el concurso “Letris”, en TVE. Ese mismo año vuelve a la 1 presentando “Uno de los nuestros”. En 2013 colabora en Antena 3, en el concurso “Me resbala”. Desde abril de 2015, colabora en Onda Cero. Ha recibido premios como el Micrófono de Oro de la Federación de Asociación de radio y televisión.

Familia: En 2004 se casa con Yolanda Marcos, periodista, con la que tiene una hija, Candela.

Mi foto favorita

Photo credit: Cedida

“Me encanta esta foto en la que estoy con Candela, mi hija, cuando era pequeñita, tendría 6 años; ahora tiene 13”.

Breves respuestas a grandes preguntas

Cien veces se cambia en el escenario...

No sólo hace falta agilidad mental, también física. Hago deporte cuatro o cinco días a la semana.

¿Y dieta?

Por supuesto, comida saludable, aunque me cuesta.

¿Cómo combate el miedo al escenario?

No tengo miedo, sí muchos nervios por mucha experiencia que tengas.

¿Un sueño por cumplir?

Tengo una carrera con la que he podido cumplir muchos sueños. Me quedan muchos todavía.