Carlos III será un rey neutral, excepto con la protección del medio ambiente

·2 min de lectura
El rey Carlos III credit:Bang Showbiz
El rey Carlos III credit:Bang Showbiz

Aunque 'The Crown' no gusta nada en los círculos del palacio de Buckingham, incluso la familia real reconoce que la serie ha hecho un trabajo magnífico a la hora de reflejar los sacrificios que implica una vida de servicio público. La trama aborda en varias ocasiones el principio de neutralidad por el que se rige la monarquía para desvelar que no hacer nada resulta a veces muy difícil.

Isabel II consideraba que no mostrar ninguna preferencia ni opinión de cara al público era una parte vital de su rol institucional; de hecho, se dice que nunca sonreía excesivamente ante sus súbditos para que nadie pudiera adivinar si estaban teniendo un buen día o uno malo.

Estos días Reino Unido se encuentra ante el inicio de un nuevo reinado con un monarca que lleva años preparándose para este momento y se plantea la cuestión de cómo cambiará en su transición de príncipe de Gales a Carlos III. Gran parte de su agenda pública se centraba hasta ahora en el activismo medioambiental, desde la protección de los océanos a la reducción de las emisiones de carbono o la conservación de especies amenazadas.

Sin embargo, para muchos este tema cae en el ámbito de la política que cualquier monarca debería evitar porque genera una gran división a nivel social y entre las distintas facciones del gobierno. Jonathan Porritt, un antiguo asesor de Carlos a través del grupo Amigos de la Tierra, tiene claro que él respetará sus deberes constitucionales, pero eso no implica que deba renunciar a su pasión por cuidar del planeta. Su antiguo secretario de prensa, Julian Payne, ha explicado en declaraciones a la BBC que sus esfuerzos siempre se han centrado en "para abrir puertas y crear soluciones", y eso es algo que podrá seguir haciendo como rey.