Carlos del Amor se corona con su homenaje a Franco Battiato

·4 min de lectura

Por Begoña Mena.- Carlos del Amor nos ayudó el pasado martes a despedirnos de Franco Battiato, el cantautor italiano fallecido a los 76 años y símbolo musical de la cultura popular durante la transición. Un personaje que se hizo famoso tanto por su repertorio experimental como por su gran nariz, algo que quedó reflejado de forma maestra en la pieza de cierre del periodista de TVE que tituló “Addio Battiato”.

Cogidos de su voz y de imágenes del histórico de La 1, Del Amor nos llevó de viaje por nuestra propia historia, encajando una década en una pieza de poco más de 2 minutos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

El relato, muy al estilo del periodista, arrancaba con un guiño a la ambigüedad: “el centro ha perdido a su gran valedor”, haciendo referencia al tema Centro de Gravedad, la canción que le sirvió de trampolín a la fama y que fue adaptada a nuestra idiosincrasia para tener espacio en aquellos locos años de La Movida; pero, por qué no, también a la situación política. Así es Carlos, un periodista que juega con la puesta en escena y las metáforas.

Del Amor se erige aquí como un experto en diseccionar todas las piezas de la figura del cantante italiano; la de un personaje que le inspira puros versos. Así recorre su estilo musical, su forma de cantar, de no bailar y su aparente ser con frases tan bellas como esta: “Battiato creó un mundo propio en el que entrabas aunque no hablases el idioma” y que han sido muy alabadas entre sus numerosos seguidores en redes sociales. Remata el periodista esta maravillosa elegía visual y sonora con: “hoy toca agradecerle tantísimos momentos de belleza. Hoy toca, volver a sintonizar radio tirana”.

Carlos del Amor durante la presentación de su libro 'Emoción Arte' en la Plaça Reial de Barcelona (Foto de Miquel Benitez/Getty Images)
Carlos del Amor durante la presentación de su libro 'Emoción Arte' en la Plaça Reial de Barcelona (Foto de Miquel Benitez/Getty Images)

Sí, es una auténtica maravilla y vamos a recordar otras de sus proezas audiovisuales y su especial forma de mirar el arte de otros, pero antes no puedo pasar por alto su maestría a la hora de tratar el tema de unos de los atributos más conocidos del personaje. La super nariz de Battiato, así a lo Quevedo, siguiendo las enseñanzas de Carlos.

Escribe Del Amor en un tuit, que en aquella época “hacías cima” si Martes y trece te hacía una parodia, porque eso significaba “haber conquistado automáticamente nuestro país”. Pues, Josema y Millán despidieron el 89 con un especial de Nochevieja llamado A por Uvas donde aparecía Franco Napiatto. Una hipérbole con un gag surrealista sobre el cantante y donde aparecía Salcedo disfrazado de pollo.

La pieza de Battiato ha sido como un éxtasis televisivo; de eso no hay duda. Es el culmen de un estilo marcadamente literario y lleno de licencias artísticas que dota de personalidad propia, intensidad y de extrema belleza cada una de las piezas de cierre que firma. El periodista se ha convertido así en una de las figuras más queridas y aplaudidas de la cadena pública y cada vez que sube sus piezas a Twitter, le llueven los halagos.

Y es que Carlos no solo va a contar la realidad construida, entra en su trasfondo y. por eso, su mirada se sale de lo convencional. Esta semana tenía el encargo de hacer una pieza sobre El día de los museos y para eso, acudió al Museo del Prado. Una vez allí, vimos de su mano por primera vez el cuadro de Velázquez, el de Las Meninas. Sí, Las Meninas, de nuevo por primera vez, porque se encontró con los ojos de una mujer de 92 años que nunca habían podido contemplarlo y recuperó ese momento para todos nosotros.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Esto es a lo que nos tiene acostumbrados el periodista. Rebuscando en su Twitter he encontrado esta otra joya, esta vez sobre fotografía. Hacía un repaso de las mejores imágenes del World Press Photo 2021. En ella, Del Amor pone el foco en la imagen de un abrazo, un momento que eleva a instante eterno, muy añorado con la llegada de la pandemia. Dice así: “El abrazo de plástico, el abrazo en mitad del miedo, el abrazo necesario porque podemos vivir sin ellos hasta que dicen que no podemos darlos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es con estos ejemplos y con muchos otros que os invito a descubrir cómo el periodista de cultura y arte eleva sus propias piezas “informativas” a algo superior. Lo que Carlos del Amor consigue es increíblemente revelador si lo piensas. Consigue inspirarnos y convertir su trabajo en una nueva pieza de arte. Por eso, cada vez que aparece su voz en la tele, el tiempo se para y nos regala, desde hace algunos años, una mirada que nos invita a contemplar la realidad como lo haría un artista.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente