Carlos y Camila regresan juntos a Londres para el discurso del nuevo rey

·1 min de lectura
Carlos y Camila credit:Bang Showbiz
Carlos y Camila credit:Bang Showbiz

Hoy viernes por la tarde el rey Carlos III ha regresado a Londres junto a su esposa Camila tras pasar la noche en el castillo de Balmoral. Se trata de un momento histórico, que refleja la transición que se ha producido en su vida y cuyos efectos comienza a notarse más allá del cambio en su título.

Tras la muerte de su madre Isabel II ayer jueves, la corona se traspasó automáticamente y se espera que el nuevo monarca deje atrás la residencia oficial del heredero al trono en Clarence House para instalarse en Buckingham, donde se encuentra ahora mismo.

A su llegada al palacio, el rey ha mantenido un semblante serio, pero se ha parado a saludar a los curiosos que se han congregado en el lugar y también ha observado las ofrendas florales que se apilan contra la valla antes de decir una rápida oración por la difunta reina. Se espera que en las próximas horas se dirija a la nación en un discurso televisado que grabará en el interior de palacio.

Carlos ha estado acompañado de todo momento de la duquesa de Cornualles. La pareja es poco dada a las muestras de afecto en público, al igual que la gran mayoría de miembros de la familia real británica, pero en esta ocasión se han mantenido muy cerca el uno del otro y antes de cruzar la verja el nuevo rey colocó la mano en la espalda de su esposa, en una especie de gesto de ánimo. Si se tiene en cuenta que en la monarquía nada se hace por casualidad, su lenguaje corporal sería una forma de reflejar que ahora mismo presentan un frente unido ante el mundo.