Carlos Alcaraz: un imán para las chicas tras su victoria en el US Open

·2 min de lectura
Carlos Alcaraz credit:Bang Showbiz
Carlos Alcaraz credit:Bang Showbiz

Ya han pasado unas semanas desde su histórica victoria en el US Open, que le coronó automáticamente como mejor jugador masculino del planeta, pero lo cierto es que Carlos Alcaraz, de tan solo 19 años, todavía no ha asimilado semejante hito y, de hecho, no dudó en integrarse rápidamente en el equipo español de la Copa Davis para seguir trabajando y no tener que procesar así el vuelco que ha dado su vida en tiempos recientes.

Tanto es así, que el tenista ya está pensando en mantenerse en el trono con el comienzo de la próxima temporada. "Es muy difícil llegar, pero es mucho más difícil mantenerse arriba. Si me lo quitan, seguiré luchando para volver, y lucharé para que no me lo quiten", aseguró a su paso ayer lunes por el programa nocturno 'El Hormiguero'.

En otro orden de cosas, el considerado por muchos como sucesor natural de Rafa Nadal hizo algunas sorprendentes revelaciones sobre su vida más cotidiana, que no ha vuelto a ser la misma desde que se hiciera con su primer Grand Slam a tan tierna edad. Para empezar, en sus mensajes privados de las redes sociales se acumulan un sinfín de 'proposiciones indecentes' por parte de chicas que se quedaron anonadadas con su escultural físico y su buen hacer en las pistas estadounidenses. Mala suerte para ellas, ya que Carlos mantiene una discreta relación con la también tenista María González Giménez, murciana como él.

El astro de la raqueta también ha recordado que ninguna de las numerosas celebridades que se dieron cita en los estadios de Flushing Meadows, en Queens (Nueva York), quiso bajar a los vestuarios para conocerle en persona y charlar con él. Sin embargo, a Carlos le impresionó ver a Michelle Obama, exprimera dama de Estados Unidos, entre las muchas celebridades que acudieron a ver su partido contra Frances Tiafoe. Aunque la esposa de Barack Obama apoyaba lógicamente a su compatriota, también se la pudo ver vibrando con el espectacular tenis desplegado por el español.

"Ningún famoso bajó al vestuario para saludarme. En mi partido contra Tiafoe había muchos famosos, pero la que más me impactó fue Michelle Obama", ha recordado con una amplia sonrisa.