Carlitos se despide de ‘Cuéntame’: Ricardo Gómez deja la mítica serie

Valeria Martínez

Ricardo Gómez ha pasado diecisiete años delante de nuestros televisores dando vida al inolvidable Carlitos Alcántara; pero después de tanto tiempo es hora de la despedida. El actor ha anunciado que la temporada actual de Cuéntame cómo pasó será la última para él.

(©RTVE/Instagram/ricardogomez10)
(©RTVE/Instagram/ricardogomez10)

Este joven madrileño debutó como actor cuando tenía 7 años interpretando al hijo menor de la familia más popular y longeva de la televisión nacional. La serie se estrenó en 2001 y Ricardo lleva 19 temporadas en antena, pasando de ser aquel niño de los 60, de pantalones cortos y pícaro, que fue viviendo la transición de cada época como representación de toda una generación de la historia española, a un adulto problemático. Las canicas, los tebeos, los futbolines y el furor del destape fueron algunos de los detalles que pasaron delante de sus ojos.

Ricardo, que ya suma 24 primaveras, dio la noticia a través de Instagram con un mensaje dedicado a todos aquellos que lo han visto crecer, año tras año, desde nuestra caja boba. “Después de 348 capítulos y 17 años aprendiendo, disfrutando y creciendo cada día, esta semana estoy rodando mis últimas escenas en “Cuéntame””, escribió junto a la imagen.

Cierro una etapa que abarca desde que tengo recuerdo. Cuantas veces se dice que los integrantes de un rodaje se convierten en familia y en este caso es, literalmente, verdad. Mis compañeros de reparto y el increíble equipo han sido y seguirán siendo, la familia con la que he crecido. Empecé siendo un niño que jugaba y termino siendo un adulto que espera poder seguir jugando siempre, al fin y al cabo eso es lo que hacemos los actores”, añade mientras concluye con un agradecimiento a TVE, la productora, sus compañeros y a todos los espectadores.

Ha sido un viaje irrepetible, ahora, a preparar las maletas para el próximo” sentencia con mucha emoción.

A su vez, TVE también se sumó al anuncio a través de un comunicado, revelando detalles de la despedida que veremos del personaje. “Lo más destacado del cierre del rodaje es el viaje que Carlos Alcántara emprenderá al final de la temporada, y sin fecha programada de retorno“, sentencia la cadena. “En este viaje confluyen la trayectoria del personaje, que deja familia y trabajo con un giro de ciento ochenta grados en su vida; y la del actor, Ricardo Gómez, que comienza una nueva andadura alejado de las calles que le han visto crecer, las de San Genaro”.

Aquel niño que conquistó a los televidentes en las primeras temporadas de la serie, ahora es un joven que se ha metido en más de un problema. La “mili”, la “movida madrileña” y la libertad ochentera lo han llevado a vender drogas, vivir triángulos amorosos y hasta estar a punto de morir en la cárcel.

(©RTVE)
(©RTVE)

Si bien Ricardo debutó como actor junto a Imanol Arias y Ana Duato, su carrera fue creciendo desde que era un niño. Ya un año después de comenzar su andadura en TVE, interpretó a la tierna tacita Chip en el musical teatral de La Bella y la Bestia.

También hizo sus pinitos en el cine con papeles pequeños en Tiovivo c. 1950 (2004) de José Luis Garci, aunque no regresó a la gran pantalla hasta doce años más tarde con 1898. Los últimos de Filipinas (2016) de Salvador Calvo que le valió su primera nominación al Goya como Mejor Actor Revelación.

Televisión Española emitió la primera parte de la decimonovena temporada el 25 de enero hasta el 22 de marzo; y se espera que la segunda tanda -y los últimos capítulos de Ricardo- se estrenen a lo largo de este año.

(©RTVE)
(©RTVE)

Además, próximamente lo veremos junto a José Coronado y Álex González en Vivir sin permiso, la nueva apuesta de ficción de Telecinco.

Ricardo parece estar preparado para despedirse de la serie que formó su carrera profesional y ha sido gran parte de su vida, ¿pero lo estará el público?

¿Qué piensas? ¿Será igual la serie sin él?

Para seguir leyendo:
El creador de Juego de Tronos hará una película de dragones
Prepara los pasos: La casa de papel se convierte en baile
¡Oh Yeah! Vuelve el boom de las series juveniles