Carda la lana: un ramillete de pompones

Aunque no tengas buena mano para la jardinería, estás flores no te harán sentir culpable.