Cárcel y multa para científico chino que modificó el ADN de bebés humanos para hacerlos inmunes al VIH

Fari Rafa
Contributor

El científico chino que causó una enorme polémica a nivel mundial el año pasado al anunciar que había modificado la genética de bebés humanos, ha sido sentenciado este lunes a tres años cárcel y deberá pagar una multa millonaria.

ARCHIVO - 28 de noviembre de 2018, He Jiankui habla durante la Conferencia de Edición del Genoma Humano en Hong Kong(Foto AP / Kin Cheung, Archivo)

He Jiankui, ex profesor asociado de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de China, fue procesado judicialmente por “editar” ilegalmente el ADN de embriones humanos con fines reproductivos, lo cual resultó en el nacimiento de tres bebés. 

El investigador y su equipo dieron a conocer en noviembre de 2018 el nacimiento de gemelas cuyos genes, según ellos, habían sido alterados para conferir inmunidad contra el VIH, virus que portaba el padre.

Según informó hoy lunes el Tribunal Popular del distrito de Nanshan, en Shenzhen, el acusado deberá pagar además unos 3 millones de yuanes (430.000 dólares). Sus colegas, Zhang Renli y Qin Jinzhou, miembros de dos institutos médicos de la provincia de Guangdong, recibieron condenas similares de dos años y 18 meses en prisión, con una conmutación de dos años.

El veredicto del tribunal, al que tuvo acceso la agencia Xinhua, indica que ninguno de los tres investigadores estaban calificados para trabajar como médicos y violaron conscientemente los principios éticos del país al practicar la edición genética en la medicina reproductiva asistida.

Investigaciones previas del caso revelaron que el equipo de He falsificó un “certificado de revisión ética” y reclutó a ocho parejas voluntarias, en las que los hombres eran portadores del virus del sida, con la intención de crear bebés inmunes.

Los embriones manipulados genéticamente para este propósito fueron implantados en el cuerpo de las voluntarias. Dos de ellas lograron quedar embarazadas y dieron a luz tres bebés en total.

He había anunciado en 2018 el nacimiento de los primeros bebés editados genéticamente, dos niñas gemelas apodadas Lulu y Nana. Las autoridades chinas informaron meses más tarde que un tercer bebé habría venido al mundo como resultado de estos procedimientos, pero el hecho no fue confirmado hasta ahora.

Posibles efectos inesperados

El equipo de He alteró el ADN de los gemelos para evitar que contrajeran el VIH al eliminar cierto gen utilizando la técnica de edición de genes CRISPR.

De acuerdo con el reporte del tribunal, el procedimiento no solo fue ilegal, sino que se llevó a cabo “en la búsqueda de la fama y ganancia personal” y ha “perturbado seriamente el orden médico”.

La noticia conmocionó a los científicos de todo el mundo y dio pie al debate sobre bioética y la débil supervisión de la investigación científica en China. Fue entonces cuando el gobierno asiático inició un proceso policial contra He, que fue despedido de su puesto en la Universidad de Ciencia y Tecnología.

Modificar genes con fines reproductivos es ilegal en la mayoría de los países. El ministerio de salud de China había prohibido la modificación genética de embriones humanos en regulaciones emitidas desde el año 2003, aunque el procedimiento está permitido para fines no reproductivos.

He había afirmado que su procedimiento podría “controlar la epidemia del VIH” a nivel mundial. Pero después de ser publicada la investigación original a principios de este mes, no son pocos los científicos que opinan que He no solo pudo haber fallado en su propósito, sino que también habría creado mutaciones genéticas no intencionadas.

Según dijeron expertos a la revista MIT Technology Review, si bien el equipo apuntó al gen correcto, no replicaron la variación 'Delta 32' requerida para conferir resistencia al VIH. En cambio, crearon nuevas modificaciones cuyos efectos no están claros.