Cara Delevingne acusada de crueldad animal

La modelo Cara Delevingne mucho se desnuda en contra de la caza y va de animalista pero luego, a su propio perro, le coloca uno de los collares más crueles que he visto en mi vida. Obviamente, le han llovido las críticas.

Según recoge DailyMail, la modelo tiene un cachorro ‘nuevo’ como tantas otras celebrities. El perrito, Leo, tiene que ir con ella a todos sitios y claro, para la buena de Cara, que Leo ladre es un problema. La señorita quiere llevarlo a desfiles, a sitios de alto caché y el animal es un estorbo si abre la boca.

¿Se puede ser más patética? Difícilmente. Pues bien, en vez de trabajar junto a su compañero peludo mediante la paciencia, con premio y entrenamiento positivo, ha optado por colocarle al pobre cachorro un collar que deja ir un chorro de esencia hacia el hocico del animal cada vez que ladra superando un numero concreto de decibelios que el dispositivo puede captar.

La esencia de citronella hace que el comportamiento del animal cambie de un modo antinatural y casi traumático. Muchos son los animalistas que no dan crédito a esta practica y, de hecho, Lynn Barber, que es entrenadora comportamental de perros en ‘Dog Trust’ afirmó que: “No recomiendo en absoluto este método para educarle, se trata de encontrar le motivo por el que ladra, entender su comportamiento, no castigarle por ello.”

Cara quizás se olvida que ladrar es la forma de ‘hablar’ de los perros, ¿quizás alguien tendría que recordárselo? ¿Le gustaría a ella que le tiraran un chorro de citronella en la boca cuando la abriera? Sólo viendo las imágenes del pobre cachorro en el show de Chanel cuando se escurría de los brazos de un guardaespaldas de la modelo, no hay más que añadir. Cruel.

[Pascal Le Segretain - Rindoff ] / Getty Images