VIDEO | Terror en Ciudad de México: doble asalto a mano armada a automovilistas

Rodrigo Neria Cano
Rodrigo Neria
Foto:Captura de video Twitter vía @mrtractor1

Un automovilista de la Ciudad de México, logró grabar el momento en el que ocurre un doble asalto a dos conductores que viajaban en los carriles laterales de Periférico Sur.

En video se ve cómo un hombre está despojando de sus pertenencias al conductor de un auto negro y justo atrás, otro ladrón está hurtando al automovilista que conduce un auto gris.

La grabación también muestra que la persona que captó los asaltos tocó el claxon para tratar de espantar a los ladrones, ante la impotencia de hacer algo más.

En los comentarios del video, varios usuarios manifestaron que los robos en esa zona eran muy comunes, sobre todo en las horas en las que aumenta el tránsito vehicular.

Por su parte, la cuenta de Twitter de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México emitió un mensaje en el que aseguran que aumentarán la presencia de policías en la zona: “Ante los indignantes hechos suscitados la noche de ayer en Periférico, la SSC fortalece la presencia de patrullajes y efectivos en la zona; en coordinación con el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México. Damos seguimiento a las cámaras de seguridad para evitar más ilícitos y detener a los responsables.”

Según datos difundidos por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, en los primeros meses del 2019 se registraron 1,726 asaltos a automovilistas. Además reveló que la mayoría de los atracos ocurren entre las 17:00 y las 20:00 horas.

También indicó que lo cruceros donde hay más registros de ese delito, son Circuito Interior y Melchor Ocampo; y Constituyentes y Parque Lira.

También te puede interesar:

Despojan a familias de su autos a punta de pistola en la antes paradisíaca San Miguel de Allende

La reacción de una pareja de EEUU al encontrarse con un retén del narco en México

Ladrón vació la caja de una panadería y luego regresó tranquilamente porque olvidó... su bolsa con pan