Una cápsula futurista que cubre cabeza y torso para prevenir el contagio de coronavirus

Las mascarillas se han convertido en uno de los productos más demandados en todo el mundo durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Se trata de un elemento de protección muy efectivo que evita que el virus entre en contacto con la boca o la nariz, principales vías de entrada de las bacterias al organismo.

Pero ante la escasez de mascarillas en el mercado, numerosas empresas han trabajado estas últimas semanas en el desarrollo de alternativas y de mecanismos aparentemente más seguros.  

Esta cápsula permite a sus usuarios aislarse del exterior cuando salen a la calle. (Crédito: VYZR Technologies)

Es el caso de la compañía VYZR Technologies que ha encontrado una manera muy particular para poner fin al problema del distanciamiento social en la calle a través de una cápsula que cubre la cabeza y el torso.

Se trata de un mecanismo llamado BioVYZ que incorpora un filtro de aire capaz del filtrado del 95% de las partículas. También tiene un ventilador que permite expulsar y renovar el aire que exhalamos.

El invento, que se asemeja al casco de astronauta, evita la entrada de patógenos con un tamaño superior a las dos micras. De manera que consigue mantener a raya al coronavirus, ya que este se transmite principalmente a través de las gotículas de los estornudos y la tos y estas tienen un volumen superior.

La cápsula tiene un filtro que evita la entrada de partículas con una tamaño superior a dos micras. (Crédito: VYZR Technologies)

El casco esta construido con neopreno, lo que hace que sea ligero, y cuenta con una sujeción en la cintura. El precio del artículo es de 157 euros y puede ser una buena solución seguir el confinamiento sin estar encerrados en casa.

Más historias que te pueden interesar: