Harry y Meghan reciben, junto a la familia real británica, el féretro de la reina Isabel II en Buckingham

·3 min de lectura
Photo credit: WPA Pool
Photo credit: WPA Pool

El príncipe Harry y Meghan Markle se han unido a la familia real británica para velar, en la intimidad del palacio de Buckingham, los restos mortales de la reina Isabel II. Tras la primera despedida en Escocia, el féretro de la fallecida monarca viajó a Londres para recibir su último adiós. Sobre las 20 horas, el avión del Ejército del Aire (RAF) aterrizaba en el aeródromo de Northolt, al oeste de Londres con los restos mortales de la soberana. Acompañando a la difunta monarca estaba su hija la princesa Ana, que ha escrito una emotiva carta para despedir a su progenitora, y su marido, Timothy Laurence. Mientras, su hermano el rey Carlos III y su esposa viajaban hasta Belfast para seguir con la gira que marca el protocolo. Allí, el nuevo monarca ha protagonizado un nuevo gesto polémico al dejar claro su enfado por mancharse con la tinta de una pluma.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Los restos de Isabel II han pasado su última noche en Buckingham, donde residió gran parte de su vida, y han sido velados en la intimidad por la familia real británica. Durante el recorrido del féretro hasta el palacio londinense, la princesa Ana ha acompañado los restos de su madre y es que la princesa no se ha separado en ningún momento del cortejo fúnebre de su progenitora. Numerosos ciudadanos se agolpaban en el recorrido para darle un último adiós a la que fue su soberana durante más de 70 años.

Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images

Una vez en Buckingham, su familia, encabezada por el rey Carlos III salió a recibir sus restos y pudimos ver al monarca acompañado por Harry y Meghan en las escaleras de palacio. Los duques de Sussex ya han mostrado su intención de permanecer en Londres hasta el fin del luto real y estarían sopesando que sus hijos Archie y Lilibet viajaran a Inglaterra desde Estados Unidos para no estar tantos días separados.

Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images

El féretro de la reina Isabel II reposó en la sala circular Bow Room, una de las estancias que rara vez han estado abiertas al público y que era lugar en el que la reina solía ofrecer el almuerzo a los jefes de Estado que la visitaban. El rey Carlos III y Camila, reina consorte; la princesa Ana, con su marido, sir Tim Laurence; el príncipe Andrés, los condes de Wessex, los príncipes de Gales y los duques de Sussex y el resto de nietos de la Reina y sus sobrinos han participado de esta emotiva reunión.

Los familiares velan a la monarca en la más estricta intimidad y, tras su traslado a Westminster, el miércoles 14 de septiembre sobre las 17:00 horas, los ciudadanos podrás despedirse de su reina. Sus restos permanecerán expuestos hasta horas antes del funeral de Estado que se celebrará en la mañana del 19 de septiembre.

Antes de volver a Londres para recibir los restos de su madre, Carlos III y Camila han hecho una fugaz visita a Belfast en donde se han podido reunir con el ministro británico para Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris.