La cantante María Isabel habla sin tapujos del dinero que ganó siendo niña

maría isabel
María Isabel habla de su fortuna tras EuroJuniorTelecinco

La cantante María Isabel entró como un torbellino a nuestras vidas con el ritmo de 'Antes muerta que sencilla' en el 2004. Ahora, 22 años después, la joven ha anunciado que está esperando su primer bebé, lo que ha supuesto una noticia bomba que la ha llevado hasta el plató de 'Sálvame Deluxe' en su sexto mes de embarazo. Aunque tan solo ha estado unos minutos después de una amplia entrevista a Raquel Mosquera, la artista, que se retiró de la canción el año pasado ante los problemas de ansiedad que le generaba el escenario, ha contestado a las preguntas sobre su carrera, su infancia, su embarazo y su familia. Por ejemplo, ¿quiere una infancia para su bebé como la que ella vivió? La andaluza ha sido clara y concisa con la respuesta: "sí".

maría isabl
María Isabel muestra su tripita de 6 meses de embarazoTelecinco

"Más allá de la canción, tuve una infancia feliz", ha asegurado María Isabel quien ha recordado con una amplia sonrisa y muy tranquila los años en los que se convirtió en todo un fenómeno musical. "Gané Eurovisión Junior y fue un boom. Cerraban las tiendas cuando iban, pero viví una infancia medio normal. Entre semana iba al colegio y los fines de semana y las vacaciones me iba de gira, si hubiera sido por mí, hubiera ido más días".

Durante años, María Isabel estuvo en la cresta de la ola musical por lo que no paró de trabajar ganando grandes cantidades de dinero gracias a la popularidad que alcanzó: "Gané mucho dinero porque cuando se trabaja se gana dinero. Yo vivo muy bien". Y es que su familia supo en su momento administrar su fortuna por lo que ella ahora mismo puede disfrutar de los beneficios de aquella época: "Gracias a mis padres hoy tengo la vida solucionada".

No obstante, el gusanillo de la música sigue: "Cuando sea mamá quiero disfrutar de ser mamá. Luego ya veré si vuelvo o no". Eso sí, será después de su boda con Jesús Marchena, padre de su hija de quien aún no ha decidido nombre, y es que el propio embarazo les ha motivado a retrasar la celebración.