Candyman, la nueva denuncia del racismo a través del terror

·4 min de lectura

El cine de terror no solamente se limita a asustar, sino que muchas de sus propuestas llegan cargadas con críticas y comentarios sociales muy potentes que elevan la calidad de la película por encima de la media. Bien es conocido el caso de Déjame salir, la cinta de Jordan Peele con un fuerte mensaje contra el racismo que obtuvo el Oscar a Mejor Guion Original en 2018 y que incluso fue nominada en las categorías de película, director y actor. A esta la siguieron títulos como Nosotros, también del propio Peele, u otros reivindicables intentos de seguir su misma senda como ocurrió el pasado 2020 con Antebellum de Gerard Bush y Christopher Renz.

Este movimiento continúa bien vivo, puesto que este viernes 27 de agosto llega a los cines Candyman, un reinicio de la saga de terror del mismo título de los años 90 que vuelve a estar en boca de la crítica gracias, precisamente, a su mensaje social contra el racismo. Y es que la película, donde Jordan Peele vuelve a dejar su sello en un guion coescrito junto a Win Rosenfeld (productor de Infiltrados en el KKKlan de Spike Lee), ha recibido una amplia ovación en sus primeras reseñas en donde se destaca su inteligente uso del terror para lanzar un potente mensaje social.

Fotograma de Candyman (Universal Pictures)
Fotograma de Candyman (Universal Pictures)

Para ponernos en contexto, la película gira en torno a una extraña leyenda de un ser llamado Candyman, un fantasma con un gancho en su brazo que aparece cada vez que pronuncias su nombre cinco veces frente al espejo. Esta nueva versión, dirigida por la realizadora Nia DaCosta -a quien próximamente veremos dirigir The Marvels en el exitoso universo de superhéroes de Disney-, nos presenta la historia de un fotógrafo que se traslada a vivir al barrio de Chicago donde comenzó la leyenda, donde tendrá que lidiar con la presencia del asesino mientras los residentes son escépticos a su existencia.

La saga original, cuya primera película fue estrenada en 1992 y logró ser un éxito tras recaudar 25 millones de dólares, tuvo un total de tres cintas, aunque el recibimiento de ellas fue en decadencia hasta el punto de que la tercera se convirtió en un lanzamiento directo al mercado doméstico. Aunque este reboot no parece seguir esta estela. Echando un vistazo a las diferentes páginas webs de recopilación de críticas, puede observarse como Candyman de Nia DaCosta dispone de un alto porcentaje de 89% de reseñas positivas en Rotten Tomatoes y una muy buena puntuación media de 75/100 en Metacritic. Y todas parecen coincidir en lo mismo: Candyman es un sobresaliente título de terror que sobresale gracias a su denuncia del racismo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Primero, críticos como Okla Jones de Consequence destaca que Candyman es un excelente homenaje a la película original, un logro que consigue “sin dejar de mantener su singularidad con una trama fresca y provocativa”. Y con estos dos adjetivos hace referencia a lo mismo que señalan medios como The Hollywood Reporter, a que Nia DaCosta bajo el guion de Jordan Peele y Win Rosenfeld “expande provocativamente la leyenda urbana de la primera película en el contexto del folclore negro e historia, así como la distorsionada narrativa blanca que convierte a las víctimas negras en monstruos”.

Otros críticos como el canadiense Richard Crouse habla de que este título de terror “triunfa en dos niveles”, tanto como “un comentario social sobre los ecos del racismo histórico que siguen resonando hoy en día” así como “una película de terror que te aterrorizará”. Aunque por lo general, se destaca más toda la parte dramática y social, como bien indica Owen Gleiberman de Variety al escribir que “más que un slasher es un drama con un slasher de por medio”, aunque igualmente admira su “siniestra fanfarria de títeres de sombras”.

Blogs especializados en terror como It’s Better in the Dark también admiran la inmensa sensación de horror que transmite Candyman, poniendo como ejemplo la escena inicial de la película sobre la que señalan que muchas otras producciones del genero deberían de sentir envidia. “El comienzo en el que un hombre con las manos en forma de gancho sale de un agujero en una pared para ofrecerle dulces a un niño es pura carne de pesadilla. La mayoría de las películas de terror desearían tener un inicio tan fuerte”, escriben.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por otro lado, también encontramos críticas a las que este juego de dualidades de Candyman con el terror y la crítica social no les ha terminado de convencer. Es el caso de Angélica Jade Bastien de Vulture, que señala que “al tener en cuenta las contradicciones de la película del 92 y el querer forjar su propio trabajo, DaCosta y su equipo han creado una película fallida que no puede hacer frente a su enredo político”. Lo mismo opina Richard Lawson de Vanity Fair, quien escribe que Candyman "está tan ocupada trabajando en lo que está tratando de decir que pierde su ritmo y textura, cayendo en un final que subvierte sus propias reglas y confunde su argumento”. Aunque esta son opiniones más minoritarias.

En general, Candyman parece haber deslumbrado a la crítica, apuntando a una película con la relevancia social de Déjame salir o Nosotros que utiliza el terror de forma magistral para ofrecer su juego de alegorías. Llega a los cines este viernes 27 de agosto, tanto en España como en Estados Unidos, y las previsiones de taquilla son bastante buenas. Veremos a ver si corre la misma suerte que otros títulos similares y acaba convirtiéndose en uno de los títulos clave de 2021.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente