Los candidatos al Consejo de RTVE marcan la línea roja de la externalización

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 14 ene (EFE).- La mayoría de los siete candidatos a formar parte del Consejo de Administración y la presidencia de RTVE, que han comparecido este jueves en el Congreso de los Diputados, se han mostrados favorables a optimizar los recursos y han llamado la atención sobre un posible abuso de la externalización.

La editora del Canal 24 Horas de TVE María Eizaguirre, nombrada por Rosa María Mateo en agosto de 2018, ha sido la primera en advertir sobre esta situación y después lo han hecho otros aspirantes como el exresponsable de programas de servicio público de Telemadrid Agustín García Matilla, o el periodista de TVE desde hace 30 años y actual director del programa Emprende, Juan Manuel Romero.

También han comparecido el exdirector de TVE Eladio Jareño; el director de Rádio 4 de RNE y excorresponsal, Vicenç Sanclemente; Carmen Sastre, con diversas responsabilidades durante mas de 40 años en TVE, y el exdirector gerente del ente Juán Jesús Buhigas.

- Eizaguirre ha ahondado en los límites de la externalización que marca la ley y ha advertido de que "hay una línea roja que ahora mismo la administradora única, Rosa María Mateo, ha decidido saltarse externalizando la información". Y en RTVE, en su opinión, hay profesionales preparados "más que de sobra" para realizar ese trabajo y habrá que externalizar cuando sea necesario.

Ha apostado por una RTVE "plural, independiente, veraz, honesta y con perspectiva de género", que salga de "su zona de confort" para encontrar nuevos formatos y recuperar el 17 % de audiencia que ha perdido en los últimos dos años.

- Para Agustín García tampoco se pueden justificar las externalizaciones que puedan ser resueltas por una plantilla de 6.500 trabajadores.

Por eso ha apostado la 'actualización' de los trabajadores y por normalizar la situacion de los interinos.

- Juan Manuel Romero ha dicho estar "absolutamente en contra" de la externalización, a no ser que sea necesaria y se ha mostrado partidario de promover la carrera profesional de la plantilla y opuesto a contratar productoras "amigas, simplemente porque sean amigas de alguien".

Romero ha propuesto una financiación mixta, que permita al menos un minuto de publicidad a la hora y también otros patrocinios.

- Eladio Jareño ha abogado por la máxima utilización de los recursos propios porque lo que se puede hacer en la casa no hay que hacerlo fuera -"no puede haber nadie desocupado", ha dicho-.

No obstante, ha confiado en la producción mixta en algunos casos "porque no todo se puede hacer" y en las coproducciones. Ha apostado por nuevos supuestos para generar ingresos, por un plan de inversión anual y por rejuvener una plantilla cuya media de edad es de 54 años y que en ocho años más de un tercio se puede prejubilar.

- Sanclemente cree que la externalización "tiene que ser el recurso, si no hay mas remedio", pero que tampoco hay que "demonizarla si significa aprovecharse del valor añadido de algunos productos de productoras".

El excorresponsal cree que falta reorganizar informativos, que los centros regionales sean centros de producción, desarrollar un plan de desarrollo internacional, y crear un centro de enseñanza con líneas de investigación.

- Carmen Sastre, que se ha lamentado por la pérdida de audiencia y porque TVE haya dejado de ser referente hasta con el temporal, según ha dicho, ha abogado porque la mayoría del trabajo se haga desde dentro de la casa y que solo se necesite "a los de fuera" cuando sea imprescindible.

Para ello, hay que optimizar recursos y poner al frente a "los más preparados". "Lo mejor de RTVE son los trabajadores", ha dicho Sastre, quien ha ahondado en la necesidad de un pacto de Estado que permita definir una financiación estable, que, según su criterio, debería contemplar una cuota de publicidad.

- Juan Jesús Buhigas ha hablado de "abuso de externalizaciones" y ha sentido que la producción propia "esté muerta" en muchas facetas, como en la ficción.

Buhigas se ha preguntado por cómo puede ser que una plantilla no tenga menores de 30 años, de casi de 40, con las nuevas tecnologías. "Eso es infumable. Hay que rejuvenecerla y formar y formar", ha enfatizado.

(c) Agencia EFE