Cáncer oral: los 4 signos de alarma que debes buscar en tu boca

No es de los más frecuentes, pero sí de los que más tarda en detectarse. El cáncer oral no siempre da la cara con signos visibles como heridas o ulceras, a veces es sigiloso y se manifiesta con hormigueo o entumecimiento en la lengua. (Foto: Getty)
No es de los más frecuentes, pero sí de los que más tarda en detectarse. El cáncer oral no siempre da la cara con signos visibles como heridas o ulceras, a veces es sigiloso y se manifiesta con hormigueo o entumecimiento en la lengua. (Foto: Getty)

Las tasas de cáncer oral se están disparando y tiene una tasa de supervivencia baja porque se detecta muy tarde. Sin embargo, nuestra boca puede ser el punto de partida de muchas enfermedades. Algunas señales de advertencia pueden ayudar a detectar en cáncer oral de manera prematura.

Un dentista británico se ha hecho viral en Tik Tok al dar la voz de alarma para que nos fijemos en estos cuatro signos:

  1. Una úlcera que no cicatriza.

  2. Entumecimiento y hormigueo en los labios, el mentón o la lengua.

  3. Manchas blancas o rojas en el interior de la lengua.

  4. Dientes 'tambaleantes'.

Naturalmente "ir al dentista para revisiones regulares ayuda", tal y como cuenta @thelondondestist, porque el dentista es tu aliado en la lucha contra el cáncer oral. Los especialistas suelen estar atentos ante cualquier anomalía y durante tus visitas dentales regulares buscará signos sospechosos y si es preciso palpará la cavidad bucal para asegurarse de que, en caso de haberlos, esos bultos dentro o alrededor de tu boca no revisten peligro. Además de revisar el interior de la boca, tu dentista se centrará especialmente en el paladar, el interior de las mejillas, debajo de la lengua y en otras áreas de la cabeza y el cuello.

Sin embargo, cada uno de nosotros debe hacerse responsable de su propia salud y saber qué señales podrían indicar que algo está pasando ahí dentro. Por lo que entre consulta y consulta, sobe todo si se extienden en el tiempo, debes prestar atención a al aspecto de tu boca y controlar los factores de riesgo del cáncer oral como la dieta, el tabaco y el alcohol.

Una úlcera en la boca que no se cura es el síntoma más común. Ten en cuenta que en muchos casos, la aparición de una mancha o úlcera en la boca es benigno. Pero es importante consultar a tu dentista si notas algo raro para que pueda revisarlo. A veces aparece una pequeña llaga a la que no damos importancia, pero si no desaparece en unos días, notas como si te "ardiera" y duele, no lo ignores. Algunos dentistas usan una técnica nueva y sencilla que ayuda a detectar células cancerosas o precancerosas. El dentista utiliza un cepillo pequeño para recoger muestras de células de un área sospechosa. Luego, estas muestras se envían a un laboratorio para que puedan ser analizadas. El procedimiento es fácil, casi indoloro, y puede realizarse directamente en la consulta

El entumecimiento en la boca también es un signo de cáncer oral muy común, cuando no remite. Así como detectar un área blanca o roja sobre las encías, lengua, amígdalas. Podrían ser lesiones precancerosas que, de no tratarse a tiempo, podrían derivar en cáncer de boca. Al principio no suelen ser dolorosas, pero sí lo son a medida que se extienden. Esa decoloración puede volverse permanente e ir adquiriendo forma de placa blanquecina. Fíjate en este tipo de cambios y observa su evolución para poder contárselo a tu médico de Atención Primaria, ya que pueden causar una fisura profunda del tejido afectado.

El cuarto signo de cáncer oral al que debes prestar atención es la sensación de dientes flojos. Si no has tenido ninguna enfermedad periodontal como gingivitis (un problema común que si se vuelve crónico podría tener consecuencias graves) o periodontitis, pero parece que los dientes se aflojan o van a caerse, debes consultarlo cuanto antes.

Aunque estos son los primeros signos de cáncer oral, existen otros síntomas como un dolor que no cesa alrededor de los dientes o en la mandíbula, la aparición de un bulto en la mejilla o el cuello, una hinchazón de la mandíbula que hace que las dentaduras postizas no se adapten como es debido o se sientan incómodas, así como la dificultad para masticar o tragar que podría hacer que sin darte cuentas tiendas a tomar más alimentos blancos.

Harías bien en actuar y tomar cartas en el asunto ante cualquier signo extraño o molestia como los que hemos señalado, pero también es importante templar los nervios y no ponerse en lo peor a la primera señal. Muchos de estos signos y síntomas pueden también ser causados por otras dolencias diferentes al cáncer, o incluso por otros tipos de cáncer. Aun así, es muy importante consultar con un médico o dentista si alguna de estas condiciones dura más dedos semanas para que, de ser necesario, se pueda encontrar y tratar la causa.

Prevenir los comportamientos de alto riesgo, como fumar cigarrillos o consumir tabaco sin humo o tomar alcohol en exceso es fundamental para prevenir los cánceres orales. Por otro lado, el virus del papiloma humano (VPH), la enfermedad de transmisión sexual más común que afecta tanto a hombres como a mujeres, puede causar cánceres en la parte posterior de la garganta, llamados “cánceres orofaríngeos”.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La afección por la que la lengua se vuelve negra y peluda

Las enfermedades ocultas tras ese sabor metálico en la boca

Hay que cepillarse los dientes antes de desayunar y poco nos lo han dicho

Estas lesiones en la boca pueden alertar de la existencia de diabetes