7 datos que debes conocer sobre dieta y cáncer de cérvix

Los oncólogos explican la importancia de la nutrición durante el tratamiento del cáncer y después de este

Es posible que el cáncer y los tratamientos contra el cáncer produzcan efectos secundarios que influyen en la alimentación. (Foto: Getty)

1.- A nivel mundial, se diagnostican 500.000 nuevos casos al año de cáncer de cuello uterino (también conocido como cáncer de cérvix, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Se produce cuando las células normales del cuello del útero empiezan a transformarse y crecen de manera descontrolada.

2.- En España, se diagnostican unos 2.000 casos anuales de cáncer de cérvix, lo que representa el 3,3 por ciento de los tumores femeninos, de acuerdo a Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

3.- La edad media de diagnóstico es de 48 años, aunque aproximadamente el 47 por ciento de las mujeres con carcinoma invasivo de cérvix se diagnostica antes de los 35 años. Solo el 10 por ciento de los diagnósticos se hacen en mujeres mayores de 65 años.

4.- Los expertos señalan que es importante que los pacientes de cáncer tengan una buena nutrición. De hecho, distintos estudios reflejan que entre un 40 y un 80 por ciento de las pacientes con algún cáncer ginecológico presentan desnutrición en algún momento durante el transcurso de su enfermedad. Además, la desnutrición podría estar detrás del 20 por ciento de las muertes por cánceres ginecológicos.

Un especialista en nutrición es un integrante importante del equipo de atención de la salud en mujeres con enfermedad ginecológica. (Foto: Getty)

5.- La evidencia científica destaca que el mal estado nutricional al inicio del tratamiento se puede asociar con la interrupción de la quimioterapia en pacientes con cáncer de cuello de útero. Se ha visto que las pacientes que interrumpieron el tratamiento oncológico debido a una toxicidad aguda tenían un menor IMC (índice de masa corporal) en comparación con las que concluyeron el tratamiento.

6.- Los oncólogos señalan que la intervención nutricional temprana en este tipo de pacientes puede facilitar la vuelta a la dieta oral, mejorar la recuperación tras la cirugía, así como reducir posibles eventos adversos derivados de la misma. Además, la intervención nutricional para estas pacientes reduce el tiempo de estancia en el hospital, facilita la recuperación intestinal y evita las posibles complicaciones postoperatorias

La vacunación frente al cáncer de cérvix beneficia a todas las mujeres sexualmente activas independientemente de su edad. (Foto: Getty)

7.- En aquellas mujeres con tumores ginecológicos que necesitan cirugía se ha observado que las intervenciones nutricionales como la suplementación oral temprana y enteral son seguras. El aumento de tratamiento neoadyuvante puede reducir la prevalencia de pacientes que presentan desnutrición en la cirugía.

Más historias que podrían interesarte:

La dieta que puede reducir el riesgo de cáncer

Cómo evitar la infección por VPH, primera causa de cáncer de cuello de útero en el mundo

Prevención del cáncer de cérvix: la prueba que va a sustituir a la citología convencional

Te equivocas al pensar que esta infección es una cuestión de niñas o mujeres