La mujer de Jesulín aclara los motivos de su grave operación

La semana pasada se llegó a temer por la vida de María José Campanario, que tuvo que ser hospitalizada de urgencia por una infección. No hubo entonces entonces ninguna versión oficial que justificara tal ingreso, aunque algún medio se atrevió a especular con que la odontóloga de Ambiciones se había sometido a un aumento de culo fuera de España a lo Kim Kardashian y se le había complicado.

María José Campanario Jesús Janeiro
María José Campanario Jesús Janeiro

Sin embargo, gracias a la entrevista que publica esta semana su revista de cabecera, la mismísima mujer de Jesulín de Ubrique aclara que este problema de salud no se produjo por ningún retoque estético, sino una crisis por su alergia al látex. “Fui a hacer un curso de lo mío al extranjero y tuve una reacción alérgica y me tuvieron que poner una reacción intramuscular”, revela la levantina.

“Cuatro o cinco días después, comenzó a molestarme el lugar donde tenía el pinchazo, que es el culete. Pensé que era sólo el pinchazo o, al ser una ronchita roja, era la picadura de un insecto, que también soy alérgica”, añade María José. Pero ella aguantó hasta que regresó a España y casi la lía parda: “Me vine al hospital de Jerez y vieron que tenía fiebre alta. El médico me dijo que tenía una infección importante”.

Aunque Campanario ya se encontraba en buenas manos, su situación empeoró: “Se contaminó con una bacteria, un estreptococo de la piel. Todo se hizo perfectamente, pero son cosas que ocurren. La bacteria entró con la aguja y… Mala suerte”. De hecho, hubo tejido necrosado y los médicos temieron que la infección se pasara a la sangre, que es algo muy, muy delicado, por lo que la mujer de Jesulín tuvo que ser operada de urgencia.

Jesulín de Ubrique y María José Campanario
Jesulín de Ubrique y María José Campanario

Afortunadamente para ella y para su marido torero, la odontóloga fue recuperándose poco a poco, aunque todavía no se ha repuesto ni del susto ni de la intervención: “Todavía llevo el drenaje que me pusieron cuando me abrieron la herida”, cuenta María José.

No es la primera vez que Campanario pasa por quirófano en lo que va de año. En marzo, fue operada de dos hernias cervicales en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla. Por ese mismo motivo, tuvo que ser ingresada en octubre. Menos mal que la mujer tiene a Jesulín y a su familia a su lado. “Mi marido, mis hijos… También han venido mis padres, mi suegra, mis cuñados… Ayer me trajeron a mi sobrino, que era su cumple y fue para mí el mejor regalo”, cuenta en la entrevista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente