Camilo Blanes es atendido con un helicóptero medicalizado en su casa

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Todos los ojos están puestos en este momento en Camilo Blanes. El hijo de Camilo Sesto ha tenido que ser atendido de urgencia en su propia casa a través de un helicóptero medicalizado en las últimas horas. Según han dado a conocer en 'Ya es verano', hay una gran preocupación por la vida del joven y es que no ha trascendido en qué punto se encuentra pero sí que ha sido atendido de rápida urgencia para poder estabilizarlo debido a la situación de peligro que corría.

Parece ser que Camilo Blanes padecía desde ayer un dolor agudo al cual no quiso dar importancia durante toda la jornada, pero que, al persistir en la mañana de esta domingo ha decidido llamar a Emergencias para que le valoren. Los efectivos del 112, según han narrado en el programa, consideraron que la mejor opción era acudir a su casa rápidamente en helicóptero aunque finalmente se han ido sin trasladarle, lo que podría dar una idea de que la situación no es grave, aunque aún se desconocen los detalles.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Da la circunstancia de que hace apenas un día que Camilo Blanes reaparecía ante las cámaras a las que habló de los avances que está teniendo el museo en memoria de su padre, a tres años de su fallecimiento. Delgado y ocultando su rostro, Camilo se mostraba muy serio y distante con los compañeros reporteros que le preguntaban acerca de su salud tras la grave caída en bicicleta que sufrió hace apenas unos meses y que le mantuvo durante un largo periodo de tiempo en el hospital.

Arrastra problemas de salud

Aunque todo parecía indicar que había dejado de un lado los problemas por la caída de la bicicleta tras la que fue ingresado 50 días y dado de alta en febrero, el pasado mes de abril conocimos que se complicaba su estado de salud. Y es que reaparecía en redes sociales con un vídeo en el que se le podía ver desorientado y eufórico con frases inconexas lo que volvía a hacer saltar las alarmas sobre sus adicciones, aunque nunca se confirmó que continúe arrastrando estos problemas a día de hoy.

Al ser conocida la noticia de su última atención de urgencia, Camilo recibía apoyo en las redes sociales: "Ojalá no sea nada", confesaba una de las usuarias de Twitter.