Camila tiene el 'encanto' y el potencial para convertirse en la próxima Reina Madre

·2 min de lectura
Camila, la nueva reina consorte de Reino Unido credit:Bang Showbiz
Camila, la nueva reina consorte de Reino Unido credit:Bang Showbiz

El momento que muchos pensaban que nunca llegaría está aquí: Camila se ha convertido en la nueva rey consorte de Reino Unido veinticinco años después de convertirse en la mujer más odiada de su país -y de gran parte del mundo- por el papel que jugó en la ruptura del matrimonio del entonces príncipe de Gales con la fallecida Lady Di.

De por medio ha habido una campaña de rehabilitación de su imagen pública que ha durado años para sacarla de la alargada sombra de Diana, que incluyó una presentación oficial ante la entonces soberana Isabel II en el 2000 y su incorporación a eventos públicos como acompañante de su esposo a partir de 2002.

Desde entonces Camila se ha convertido en uno de los miembros más accesibles y simpáticos de la familia real. Prueba de ello es que disipó con maestría la tensión cuando conoció a la actriz que la interpreta en la serie 'The Crown' durante la época en que mantenía una aventura con el actual rey. Su reacción fue acercarse a Emerald Fennell para posar con ella ante las cámaras y bromear diciendo: "Es tranquilizador saber que, si caigo desplomada ahora mismo, mi alter ego en la ficción está aquí para tomarme el relevo... así que, Esmeralda, ¡prepárate!".

Gavin Barker, una de las personas de su círculo de confianza, la describe como una mujer "afectuosa, calmada, sin ningún aire de grandeza y con un toque de picardía". En su opinión, su personalidad recuerda mucho a la de la Reina Madre, la abuela del rey Carlos III, que sigue siendo uno de los personajes más queridos por el pueblo británico.

"El rey Carlos sentía una gran admiración hacia la Reina Madre, y su esposa tiene el mismo encanto natural. Su gran sentido del humor es como el de su abuela", ha asegurado.

Otros amigos de la reina consorte han alabado la forma en que ha mantenido los pies en la tierra desde que entró a formar parte de la familia real al casarse con el entonces heredero al trono en 2005. También destacan su filosofía de trabajo duro, que comparte con su esposo y que según su antigua ayudante Amanda MacManus explica por qué sigue manteniendo una intensa agenda de compromisos públicos a sus 70 años. Todos estos testimonios se recogen en un libro de Angela Levin titulado 'Camila, Duquesa de Cornualles: De paria a reina consorte'.