'Los 40 son la mejor década': Cameron Diaz analiza su pasado y su presente

Hay cortes de pelo que marcan la carrera de una actriz. Y, sin duda, la melena corta y dorada de Cameron Diaz se convirtió en su seña de identidad durante años, en aquella década de los 90 en la que protagonizó algunas de sus películas más emblemáticas, como Algo pasa con Mary o La boda de mi mejor amigo. Se convirtió, así, en una de las rubias más famosas de Hollywood, y ahora, a sus 46 años, cuando ha apostado por dejar crecer su melena, ha querido recordar la historia de su pelo (y de sus cambios de look) a lo largo de los años, pero también, en referencia a su presente, lanzar un contundente mensaje: "los 40 son la mejor década".

Cameron Diaz

Lee también: Cameron Diaz y Drew Barrymore se suman al 'selfie' natural sin maquillaje

Ha sido en una entrevista con la revista InStyle, en la que ha hablado, entre otras cosas, de su evolución capilar y los motivos que pueden llevarnos a cambiar de look. "Probablemente yo también estaba un poco loca en ese momento y por eso quería cortarme todo el cabello", apuntaba, añadiendo que ha pasado por periodos de tiempo en los que se decidía a tener flequillo, por ejemplo, sabiendo lo que significa apostar por este corte (intuimos que en relación a su mantenimiento y al cambio que supone en nuestro look), haciendo mención a la importancia de las emociones que nos llevan a decidir dar un giro a nuestra imagen. “O cuando tienes que cortarte mucho el pelo porque es como si estuvieras empezando de nuevo", explicó la actriz a la revista.

Cameron Diaz

No se pronuncia, eso sí, sobre si en la actualidad está pensando en dar de nuevo un giro a su imagen. Lo cierto es que la actriz está muy vinculada con el mundo de la belleza, y ha publicado incluso dos libros, The Body Book y The Longevity Book, en el que revela sus trucos sobre el antienvejecimiento. Díaz afronta una gran etapa personal y, de hecho, en dicha entrevista también añadía su estado de ánimo en el momento actual: "Creo que los 40 son la mejor década. Solo tienes que ser real contigo mismo, y también puedes hacer los cambios necesarios porque tienes la experiencia de mirar hacia atrás en cuatro décadas", apunta.