La foto de Cameron Diaz y Drew Barrymore que todos agradecen

·5 min de lectura

Una de las amistades más conocidas de Hollywood es la de Drew Barrymore y Cameron Diaz. Las dos actrices (que junto a Lucy Liu encabezaron la saga de películas Los ángeles de Charlie) presumen a menudo del hilo que les une, y más de una vez se han dedicado fotografías y textos hermosos a través de las redes sociales. Este miércoles, Drew subió una foto de ambas juntas con la leyenda “Bestie hour with my bestie poo poo”, que sería algo así como “la mejor hora con mi mejor Poo Poo”, haciendo referencia al apodo con el que cariñosamente se llaman la una a la otra.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En la instantánea las artistas lucían hermosas y elegantes, algo que no debe resultar sorprendente en ninguna de las dos. Cameron Díaz, que en su último cumpleaños sopló 49 velas, centraba las miradas en sus labios, pintados de rojo brillante y unos ojos ahumados, mientras que Barrymore, de 45, tenía un maquillaje más sencillo y un labial de color rubí. Sin embargo, el detalle que llamó la atención de muchos usuarios, tal como expresaron en los comentarios, es que no se había utilizado filtros para la imagen. Mostraban su belleza de la forma más natural, intentando dejar a un lado el universo artificial que hay a través de las redes sociales, donde muchas cosas no son las que aparentan.

"Es refrescante verlas envejecer con elegancia" escribía un usuario debajo de la fotografía. "Me encanta que sean tan naturales sin botox ni rellenos", "¡Qué hermosas" Envecejer elegantemente sin cirugía plástica", "Me encanta esta belleza sin filtros, sin añadidos, esto es lo que la red social necesita" son algunos de las decenas de comentarios que podems encontrar. Un aluvión de aplausos que dejan en evidencia lo mucho que el público también agradece este soplo de verdad, de dos estrellas asumiendo el paso del tiempo sin hacerse excesivos retoques y rellenos. Otros incluso pedían que hubiese más contenido de ese estilo en las redes sociales y, en general, la foto se llenó de opiniones positivas. Algo que parece toda una proeza, pues a menudo el odio es el que domina en este tipo de plataformas.

Ojo, que en el pasado, al menos una, se ha hecho sus retoques. Con mucha honestidad, Cameron Diaz reconoció en 2014 haberse inyectado bótox, pero decidió no volver a hacerlo. Su rostro cambió de una manera extraña, no se reconoció ante el espejo, y entonces afirmó que prefería envejecer que cumplir años con una cara que no le pertenecía.

Por su parte, Drew Barrymore, a la que hemos visto crecer literalmente en la pantalla, habló este año sobre cirugía. Dijo que, hasta el momento, nunca se había hecho un retoque en la cara y que le gustaría no hacerlo. A pesar de todo, dejó la puerta abierta con un clásico “nunca digas nunca”. Si nos paramos a leer entre líneas, con un gesto tan espontáneo, al aparecer sin filtros y dejando que sus arrugas reflejen con total naturalidad el paso del tiempo, Drew y Cameron dan un golpe en la mesa a los estereotipos de la industria que les rodea, donde a las mujeres se les exige una belleza inmortal, dejando claro que ahí están ellas, naturales, sin recurrir a tratamientos de moda para apoyar la imagen irreal que vende Hollywood.

Teniendo en cuenta que las actrices y demás celebridades están sometidas a una presión constante por su cuerpo, por posibles efectos naturales del paso del tiempo como arrugas o manchas, estas ángeles de Charlie quieren quitar complejos a otras mujeres, famosas o no, para que no olviden que todas son bellas, sin necesidad de bisturí.

Hay que destacar que Drew Barrymore sigue activa, pero tomándose un descanso de la actuación, a través de su propio talk show que ya prepara segunda temporada. Sin embargo, Cameron Diaz vive feliz su retirada del séptimo arte, dedicándose de lleno a su vida familiar con su marido e hija, así como a su nueva faceta como empresaria de vinos y escritora. Sin ir más lejos, Cameron publicó un libro en 2015 titulado Ama tu cuerpo sobre sus conocimientos aprendidos sobre salud y nutrición, y un año después sacaba al mercado The longevity book, sobre el arte y ciencia de envejecer.

Sin duda, la candidata al Globo de Oro en cuatro ocasiones podrá permitirse no trabajar en Hollywood, y disfrutar de todo lo que ha cosechado gracias a taquillazos como La máscara, Algo pasa con Mary o Gangs of New York. Además, se quita el problema de encontrar un papel acorde a su edad; un cliché de sobra conocido en la industria del cine, sobre todo, a partir de los 40, como dejó claro Salma Hayek hace popco. Además de las disputas por conseguir un salario igualitario. Glenn Close, Anne Archer, Jane Fonda, Helena Bonham Carter o Sharon Stone son algunas de las actrices que han alzado la voz al respecto.

Por suerte, cada vez son más las artistas que defienden la belleza natural, no ya en las redes sociales, sino también en sus rodajes. Kate Winslet, por ejemplo, se encargó personalmente de que no retocasen su rostro de forma digital en las imágenes promocionales de Mare of Eastown, estrenada este verano en HBO. Incluso explicó en una entrevista que en una escena de sexo se le veía un michelín y que el director quiso eliminarlo, pero ella se lo prohibió.

Otras, como Lady Gaga, Luna Dunham o Rumer Willis han denunciado que, sin su consentimiento, se retocaron fotos suyas para portadas de revista, hasta el punto de no reconocerse a sí mismas. En España encontramos situaciones similares con Blanca Suárez o Inma Cuesta, entre otros. Esta última criticó cómo llega un momento en el que otros buscan la perfección por ti, y que desaprobaba que su propia imagen pueda estar en manos de “personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal”.

Sin dudas, Cameron y Drew han sentado cátedra de naturalidad, demostrando que las cicatrices que va dejando el paso del tiempo reflejan experiencia y realidad. Lo que vendría a ser, en Hollywood, envejecer con elegancia y verdad.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente