Cameron Díaz lo tiene claro: va a llegar a los 110 años y este es el porqué

·3 min de lectura
Photo credit: Tibrina Hobson - Getty Images
Photo credit: Tibrina Hobson - Getty Images

Cameron Díaz ha cambiado. Tras despedirse de Hollywood, parece haber encontrado un estado de calma que, incluso, la ha motivado a querer vivir hasta los 110 años. La conocida actriz que ha señalado en más de una ocasión haber acertado al abandonar la industria.

No es la primera vez que la actriz señala que sentía que estaba descuidando su vida; no tenía tiempo para ella. Todo eran rodajes, presentaciones y lectura de guiones. No había pausa. “Me di cuenta de que le entregué partes de mi vida a todo el mundo, pero nada para mí. Tenía que asumir la responsabilidad de mi vida”, le comentaba a Gwyneth Paltrow mientras le presentaba su nuevo negocio: una marca de vinos limpios apodado como Avaline que, ahora, se había convertido en su nuevo negocio.

De esta manera, la actriz dejó de leer guiones en 2014. Se retiró de la actuación, se casó y se convirtió en mamá. Su vida adquirió otra perspectiva. Y, ahora, en lugar de temer envejecer, espera con ansias todas las posibilidades que puede traer un futuro con Raddix, su hija.

“Estoy totalmente abierta. Estoy emocionada. Me quedan 50 o 60 años; quiero vivir hasta los 110, ya que tengo una hija pequeña”, le dijo a Paltrow. “Creo que tienes ese momento increíble a los 40 años en el que aprecias quiénes son tus padres, y quiero tener ese momento con ella, estar allí con ella a los 40”.

Y no cree que tenga problemas para llegar tan lejos. “Mi familia proviene de un grupo robusto”, dice ella. “Mi abuela corría bajo el cálido sol del Valle de San Fernando a los 72 años, cargando grandes bolsas de alimento para conejos y pollos. Creo que tengo algo de eso. Y como es cierto para la mayoría de las personas, creo que cómo me veo y me siento es una combinación de lo que hago y lo que no hago”.

Envejecer fuera del centro de atención ha llegado con mucha sabiduría para Díaz, quien ha hecho todo lo posible para dejar de lado la presión de cumplir con los estándares de belleza de la sociedad. Durante una aparición en marzo en el podcast Rule Breakers de Michelle Visage , admitió que rara vez se lava la cara."No me importa. Literalmente, lo último en lo que pienso a diario es en mi apariencia”, dijo. “Dos veces al mes, si tengo suerte, diré, 'Oh, mejor me pongo esto".

En cambio, prefiere concentrarse en ser amable consigo misma, especialmente últimamente, mientras se recupera de una lesión en el tendón de Aquiles. “Estoy trabajando en desarrollar mi masa muscular, así la tendré a medida que cambien mis hormonas”.

Y a ella no le importa en absoluto ser la madre mayor de su grupo de amigos. "Es genial", dijo. “Tengo suerte de tener mi edad, suerte de tener a mi hija, suerte de tener todo el apoyo que tengo para criarla”. Esa es una mentalidad inspiradora, una que nos encantaría ver mucho más.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente