Hace un año nadie daría crédito al futuro que le deparaba a Manuel y Lucía de 'La isla de las tentaciones'

·7 min de lectura

Tras el éxito incontestable de la primera edición de La isla de las tentaciones, presentada por Mónica Naranjo, y de la segunda entrega, conducida por Sandra Barneda, el pasado año una tercera hornada de participantes pusieron a prueba sus relaciones sentimentales delante de los focos. Entre las nuevas estrellas televisivas había rostros familiares para los espectadores como Diego y Lola, quienes se conocieron en Mujeres y Hombres y Viceversa (MYHYV) aunque fueron Manuel y Lucía los que acapararon la mayor parte de las miradas.

Si bien La isla de las tentaciones 3 se grabó en verano de 2020, dicha edición se estrenó en Telecinco el 21 de enero de 2021. Desde entonces, ha llovido demasiado en la vida del vigilante de seguridad y la peluquera. Tanto que cualquier seguidor del programa se quedaría alucinado ante la sorpresa que tenía reservada el destino a ambos gaditanos.

©Mediaset
©Mediaset

Pese a que Jesús y Marina también dieron mucho que hablar durante su paso por la tercera edición de este formato basado en el programa estadounidense Temptation Island, lo cierto es que a la larga Manuel y Lucía son los que han hecho correr más ríos de tinta. Los jóvenes aterrizaron en la paradisiaca isla como una de las relaciones anónimas de la temporada dado que no habían participado con anterioridad en ningún otro espacio de Mediaset (sólo él se había dejado ver por MYHYV).

Manuel y Lucía acudieron a La isla de las tentaciones para poner a prueba su amor, sus celos y la desconfianza de la chica en el gaditano. Y es que, durante sus tres años de relación, el joven tuvo un desliz en una ocasión que generó la suspicacia de su pareja y que derivó en la frase de la edición: "¡la manita relajá!". Lo más curioso es que su historia de amor acabó como el rosario de la aurora dado que el de Puerto Real sucumbió a las tentaciones del paraíso teniendo un romance con Fiama (de hecho, no tardó en traicionar la confianza de su chica durante una noche en la que besó tanto a la ex de Álex -de la primera edición- como a la soltera Stefany).

A Lucía le causó un profundo sufrimiento el comportamiento de Manuel en el programa, de todos modos, ella también se erigió como una de las protagonistas de su villa dando rienda suelta a la diversión. Aunque de primeras no pretendía buscar nada con ningún chico, y de hecho el que más le llamaba la atención, Isaac, tenía los ojos puestos en Marina, acabó desencadenándose una revolución. Con el paso de los días, la conexión entre el apodado Lobo y la gaditana fue cada vez mayor y la joven posteriormente daría una oportunidad al catalán que se erigió como el apoyo perfecto ante su desgracia amorosa.

©Mediaset
©Mediaset

A partir de aquí, Manuel y Lucía se han encontrado en una montaña rusa de emociones. La decisión final del joven fue abandonar el programa del brazo de Fiama mientras que Lucía se marchó del formato sola. Eso sí, en la entrega que se centra en lo que ocurrió con las parejas seis meses después, se confirmó que seguían separados pero que el gaditano también había roto su romance con la tentadora.

Manuel y Lucía se volvieron a ver las caras en La última tentación, una continuación del reality estrella de Mediaset en el que varios participantes de las tres ediciones de La isla de las tentaciones se enfrentaron a sus cuentas pendientes. Parecía que habían dejado de lado todos los problemas de su pasado, hasta el punto de que confirmaron en uno de los debates que se habían enrollado en una ocasión.

Pero, poco a poco, cada uno ha ido tomando protagonismo por separado hasta llegar a un 2022 en el que los dos han dado un giro de 180 grados a sus vidas. Por un lado, Lucía inició un breve pero intenso romance con Isaac quien, todo sea dicho, acabó la tercera edición con Marina. Una circunstancia que provocó que se cambiaran los roles en la mencionada secuela puesto que la gaditana y Lobo regresaron al paraíso como pareja. No obstante, ambos han tenido unas cuantas idas y venidas hasta el punto de que en la actualidad han roto su relación.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, hay algo que mantiene unidos a Lucía y a Isaac y que se dio a conocer hace escasas semanas en Baila conmigo. En el nuevo programa presentado por Nagore Robles en Cuatro, un dating show donde varios protagonistas conviven en una mansión con unos cuantos candidatos con el objetivo de encontrar a la pareja ideal, la andaluza anunció que está embarazada de su exnovio. Es decir, en el primer reality como soltera de la andaluza tras poner fin a su relación de tres años con Manuel y dar carpetazo a su historia de amor con Lobo después de un año, la joven anunció algo inesperado pero que le llena de ilusión. Va a ser mamá, aunque quizás no en las circunstancias que desearía dado que al parecer rompió con su chico por una deslealtad. Una infidelidad que, por otra parte, no sería la primera puesto que en La última tentación el catalán mordió la manzana prohibida con Bela.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Al final Lucía ha decidido abandonar Baila conmigo, pero lo ha hecho con la cabeza muy alta, callando bocas y convertida en un reclamo mediático. Justamente cuando el padre de su bebé, Lobo, también se encuentra en el candelero tras acudir al programa presentado por Nagore Robles para dar su versión de los hechos de la ruptura y confirmar que quiere implicarse en su primera paternidad pese a ya no sea novio de la gaditana.

Y es que no parece que Lucía e Isaac vayan a darse una nueva oportunidad a corto plazo puesto que se habla mucho de un posible idilio entre Lobo y Anabel. La sobrina de Isabel Pantoja ya está en Honduras para concursar en Supervivientes 2022, pero lo cierto es que el monitor deportivo no ha perdido el tiempo y ya ha hablado al respecto de esta cuestión tan jugosa en Baila conmigo y en Sálvame.

Por otro lado, la influencia mediática de Manuel tampoco se queda atrás poniendo de manifiesto cuánto ha cambiado su vida en apenas un año. En La última tentación su idilio con Andrea generó muchos titulares, aunque también ha ocasionado un interés especial su participación en el reality de terror de Mtmad Celebrity Game Over donde ha vuelto a mostrar su carácter conquistador.

Ahora bien, en la última entrega emitida de Baila conmigo ha dejado a todos los espectadores con la boca abierta. Álvaro, conocido por ser la expareja de Rosario de La isla de las tentaciones 4, decidió marcharse solo del programa presentado por Nagore Robles así que el formato volvió a confiar en otro de los participantes del reality grabado en República Dominicana para que se convirtiera en el nuevo residente de la mansión del amor.

Y Manuel no ha perdido el tiempo. El gaditano debutó en la entrega del miércoles 20 de abril, es decir, apenas unos días después de que su expareja Lucía abandonase Baila conmigo tras anunciar que estaba embarazada de Isaac. El joven tiene claro que quiere disfrutar hasta el punto de que se besó con Jenifer en la cocina y un rato después repitió este gesto con Paula.

En definitiva, las tornas han cambiado para Lucía y Manuel que ya no son ni la sombra de aquellos jóvenes que participaron por primera vez en La isla de las tentaciones.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Mediaset