Calviño se explica tras su dura y aplaudida intervención contra Espinosa de los Monteros

Nadia Calviño en el Congreso. (Photo: El HuffPost)
Nadia Calviño en el Congreso. (Photo: El HuffPost)

Nadia Calviño en el Congreso. (Photo: El HuffPost)

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, protagonizó este miércoles en la sesión de control la intervención más compartida y aplaudida del día al contestar con mucha dureza al portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Conforme iba hablando, todos los diputados de las bancadas del Gobierno se fueron levantando a aplaudir a la vicepresidenta. Además, en cuestión de minutos, sus palabras llegaron a Twitter y no dejaron de compartirse.

Espinosa de los Monteros le dijo a Calviño que desde que ha llegado al Gobierno no conoce a ningún español que haya prosperado más allá de los propios políticos del PSOE y los “indocumentados” de Podemos.

Su respuesta no dejó indiferente a nadie: “Dice usted que no conoce a ningún español que se beneficie de la acción de este Gobierno. Pues tiene que revisar usted a sus amigos”.

″¿Eso quiere decir que no conoce a nadie que perciba el Salario Mínimo Interprofesional? ¿Que no conoce a ningún joven que ha conseguido por primera vez un empleo indefinido gracias ala reforma laboral? ¿No conoce a nadie que se beneficie de las becas? ¿Que no conoce a nadie que se beneficie de la inversión en educación? ¿Que no conoce a nadie que se beneficie de la sanidad pública, del transporte público gratuito, de las ayudas a los autónomos, de los ERTE?”, recitó Calviño.

Precisamente por esta intervención ha sido preguntada Calviño este jueves durante su entrevista en Onda Cero con Carlos Alsina. El periodista le ha comentado que desde que llegara al Gobierno ha evolucionado porque al principio se decía de ella que no estaba en la batalla política diaria y que era más una tecnócrata que sabe gestionar, y ahora ya no.

″¿Se ve así?”, le ha preguntado. Calviño ha contestado que ella no ha cambiado como persona y tampoco en sus capacidades. Sin embargo, sí que ha reconocido que tras cuatro años y tres meses, y quizás por el momento actual, está siendo más incisiva en el Parlamento.

“Es el de arrimar el hombro y que todos apoyemos las medidas que son buenas para los ciudadanos. Veo una oposición que está constantemente generando conflictos e ideas que luego no las votan. Se oponen a ellas y eso no está ayudando a nuestro país. Eso es lo que pienso y se nota en mis intervenciones”, ha asegurado.

Alsina, de nuevo, le ha comentado que quizás ahora sí que se siente en su salsa en el debate parlamentario, que antes le podía ser más ajeno. “No lo he analizado así, creo que después de cuatro años y tres meses uno se resigna en el sentido de que en general el debate está muy crispado”, ha contestado.

Finalmente, Calviño ha afirmado que se ha pasado por “periodos llenos de insultos personales y de ataques injustificados” y ha confesado que para ella las sesiones parlamentarias no son “un momento de la semana que sea particularmente agradable”. “Lo que pasa es que supongo que ya me he acostumbrado a ello”, ha terminado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR