En Canarias se produce un café que es una referencia a nivel mundial

·4 min de lectura

En el valle canario de Agaete en la isla de Gran Canaria hay un producto que pocos asociarían con España: el café. Medio centenar de familias producen el que es el café más septentrional del mundo y que es también una referencia a nivel mundial. "El café llegó a este valle a principios del siglo XIX y desde entonces somos el único lugar de España y uno de los pocos de Europa donde se cultiva de forma permanente, tradicional y artesana”, asegura Víctor Lugo, gerente de la Finca La Laja, representante de la quinta generación de agricultores de este rincón de las Islas Canarias.

El exclusivo café de Agaete. Foto: Café de Agaete
El exclusivo café de Agaete. Foto: Café de Agaete

Apenas se producen 10.000 kilos al año, una cantidad "que puede equivaler a la que saca un agricultor de una plantación importante de Colombia", explica Lugo. El cultivo se hace a lo largo de una extensión de 45,5 kilómetros cuadrados de suelo volcánico fértil situado a 150 metros sobre el nivel del mar, junto al Parque Natural de Tamadaba, Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

El café del Valle de Agaete es de la variedad arábica de origen etíope, una de las más excepcionales del mundo. Las familias y los trabajadores recogen el café en primavera grano a grano, uno a uno. En torno a los mismos cafetales se ponen también a secar las cerezas que contienen la semilla durante 20 días en mesas africanas para descascarillarlo y, después, tostarlo como delicatesen. “En otros países, en vez de secarlo”, aclara Víctor Lugo, “optan por la vía húmeda, que es más rápida. En Agaete la elaboración es distinta. Se seca y eso es lo que hace que su sabor sea diferente, porque así permanece el dulzor de la cereza. Este es el que se queda en boca una vez que tomas el café molido de la taza, el que no se te va durante un buen rato y que nos diferencia”. Este proceso de elaboración tan peculiar y el sabor tan peculiar que permite obtener obliga a Lugo a recomendar que "por supuesto, se tome solo".

Víctor Lugo, gerente de Finca La Laja, entre cafetales. Foto: Valle de Agaete
Víctor Lugo, gerente de Finca La Laja, entre cafetales. Foto: Valle de Agaete

Uno de los factores que contribuyen también a la exclusividad de este café único en el mundo es que "solo puede adquirirse en este valle, que recibe 150.000 visitas al año”, subraya Lugo, lo que lo convierte en un producto difícil de catar. "El precio está en torno a los 80 euros el kilo, pero hay que pensar que es un producto totalmente artesanal y de muchísima calidad, así que no es tan caro como parece. Además, si lo comparas con una café de cápsula, que lleva 7 gramos y que cuesta 50 céntimos por cada una y haces las cuentas, comprobarás que no hay diferencia de coste", añade.

Eso sí, el que se haga con un poco de este café debe seguir unos consejos básicos para no arruinar un producto gourmet como este. Víctor Lugo recomienda prepararlo en una cafetera de filtrado para extraer "mucho mejor los aromas" y que no resulta tan agresivo como la habitual cafetera de presión. Lugo defiende comprarlo en grano, moler "únicamente la cantidad que se vaya a tomar en cada momento" y no tardar mucho en tomarlo porque, a diferencia de lo que sucede con el vino, por ejemplo "el café va perdiendo propiedades con el tiempo, por lo que cuanto antes se consuma, mejor".

El Valle canario de Agaete cuenta con un clima privilegiado para la producción de café. Foto: Café de Agaete
El Valle de Agaete tiene un clima privilegiado para la producción de café. Foto: Café de Agaete

El 'milagro' del valle canario de Agaete se da gracias a que en él se dan las condiciones idóneas para una planta tan delicada como el café. “En el Valle de Agaete la temperatura se mantiene todo el año entre los 18 y los 20 grados centígrados, que es el calor húmedo adecuado para que crezca y se desarrolle”, asegura Lugo. Agaete recibe muy pocas precipitaciones y su clima se considera subtropical, por lo que estas temperaturas medias resultan ideales para el crecimiento de los frutos. Lugo recomienda acercarse al valle a descubrir los cafetales y sus secretos porque constituye “es una oportunidad única en Europa de vivir la experiencia de cómo se elabora esta bebida".

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente