El nuevo café (frío) de Starbucks promete conquistar el verano


Se nos hace la boca agua con solo ver las imágenes.

El verano está al caer y, cuando llega la época estival, los amantes del café sufrimos una pequeña crisis. Las altas temperaturas hacen que nuestro cuerpo no tolere la taza de café ardiendo que solemos tomar cada día, pero nuestro organismo tampoco está preparado para sobrevivir sin cafeína. Sí, lo que se conoce como un drama del primer mundo en toda regla. ¿Tomarlo con hielo? Sí, es una opción, pero en la mayoría de ocasiones pierde sabor, intensidad y, al final, te acabas bebiendo un vaso de agua. 

Pero Starbucks (¿quién si no?) va a poner la solución a todos nuestros problemas. La franquicia de cafeterías presenta dos nuevas propuestas de cara al verano, inspiradas en el café frío, que ya están triunfando en todo el mundo.

Por un lado, el Capuccino Freddo, la versión fría de su ya famoso capuccino. Para su elaboración, se vierte sobre hielo el genuino espresso Starbucks y se recubre con una fina capa de azúcar. El resultado se corona con otra capa de espuma de leche desnatada fría, obtenida a partir de un proceso innovador propio de la compañía. 

La otra opción para combatir las altas temperaturas es el ya conocido Cold Brew,  que se obtiene a partir de la infusión de café 100% arábica en agua a temperatura ambiente durante 20 horas. Además, también se ofrece una variante de Cold Brew para los amantes de lo dulce. Vanilla Sweet Cold Brew seguirá el mismo proceso artesanal para su producción pero se coronará con una capa de crema de vainilla dulce antes de servirse.