'Café con aroma de mujer', resumen de los últimos capítulos 19 al 23 en Divinity: Embarazada de Sebastián

café con aroma de mujer
'Café con aroma de mujer': capítulos 19 al 23 Productora

En los capítulos anteriores de Café con aroma de mujer, Sebastián llevó a Gaviota a la boda de su hermano, lo que provocó una tremenda batalla entre la recolectora y los Vallejo. En los capítulos 19 al 23 de esta semana en Café con aroma de mujer, Lucía aprovechó la repentina marcha de su exnovio para irse con él. Ya lejos de todo y de todos, la joven trató de acercarse, de nuevo, a Sebastián. Esta vez, al contrario de lo que ocurrió en Colombia, el empresario se dejó agasajar por su expareja.

Además, de reconquistar a Sebastián, Lucía tenía otro asunto del que ocuparse: la complicada situación económica que atravesaba su padre. Eduardo paseaba por las calles de Nueva York, cuando dos tipos le arrinconaron cerca de un túnel. Tras exigirle que les pagase todo el dinero que le debía a su jefe, le propinaron varios golpes en el rostro.

El hombre, malherido, llegó, a duras penas, a casa de su hija. Lucía se asustó al ver a su padre en tal estado. Ahora sí, se dio cuenta de que ambos corrían un peligro mayor del que ella se imaginaba. Le urge casarse con Sebastián y disponer de su fortuna para pagar las innumerables deudas de su progenitor.

Paula conoció a aun atractivo joven llamado Martín

En Colombia, Gaviota, que fue despedida de la hacienda de los Vallejo junto con su madre, descubrió que está esperando un hijo de Sebastián. La chica intentó comunicarse con él, pero no lo consiguió. Tras conversar con su madre y con su consentimiento, la joven tomó la decisión de ir a buscarlo y hablar, cara a cara, sobre el futuro de su relación. Luego de despedirse de Carmenza, emprendió su viaje.

Más pronto que tarde, Gaviota se dio cuenta de que costearse un billete a Nueva York era mucho más caro de lo que ella pensaba. La joven cayó en manos de un hombre que le prometió ayudarla a llegar a Estados Unidos a cambio de cinco millones de pesos. Desesperada, la muchacha llamó a su madre y esta, aunque reticente, aceptó darle el dinero.

Por otra parte, Iván se sentía más seguro que nunca con su hermano lejos del negocio familiar. Decidido a aumentar su fortuna familiar, tomó la decisión de seguir colaborando con Carlos Mario en sus trabajos sucios. Lo que no sospecha es que el traficante quiere envolverle en sus delitos para luego hacerle caer. Esa es su venganza y para ello necesita la ayuda de Pablo Emilio, el empleado más "fiel" de Iván.

A su vez, Paula, por su parte, siguió en la búsqueda del hombre perfecto, después de que las cosas entre ella y Arthur, el atractivo estadounidense, que le robó el corazón, no saliesen bien. La chica comenzó a quedar con Martín, un guapo joven, algo misterioso, que conoció en una aplicación de citas.