'Café con aroma de mujer', avance del capítulo 50 de hoy martes en Divinity: Una boda con final agridulce

café con aroma de mujer
'Café con aroma de mujer': capítulo 50 en DivinityProductora

En los capítulos anteriores de Café con aroma de mujer, tras la llegada al mundo de Sofía, Sebastián le pidió matrimonio a Lucía, mientras que Gaviota daba a luz a su hijo. En el capítulo 50 de hoy en Café con aroma de mujer, Lucía se preocupa, porque Sebastián se ha marchado a la oficina tan solo unos minutos después de haberse casado con ella: «El vigilante de Café Élite me ha dicho que su coche todavía sigue en el parking». Julia trata de calmarla y le asegura que su hijo aparecerá de un momento a otro: «Estoy convencida de que se ha quedado hablando con algún amigo». La muchacha aprovecha la situación para poner a su suegra de su parte y lograr su apoyo frente a futuros problemas que puedan desarrollarse en su matrimonio.

Mientras tanto, Sebastián discute con Gaviota en Café Élite. Es la primera vez que se encuentra después de su corta estancia en Nueva York. El hombre se sorprende al saber que su amada y Leónidas han alquilado una oficina en el mismo edificio donde él tiene su empresa. Vallejo no duda en reafirmarle su amor a la recolectora, a pesar de que acaba de casarse con Lucía.

Iván sospecha del embarazo de Lucía

Por otro lado, Iván no para de darle vueltas a cómo se han ido sucediendo las cosas entres su hermano y Lucía. El hombre comparte sus sospechas con Lucrecia. «Tú me dijiste que Sebastián no tocaba a Lucía ¿Y si lo engañó para quedarse embarazada y atraparlo?», pregunta en voz alta el mayor de los Vallejo. Su esposa le suplica que no empiece a obsesionarse con problemas ajenos.

De regreso a su casa, Sebastián enfrenta a Lucía y le echa en cara sus mentiras. «Ya sé que fuiste a ver a Gaviota cuando estábamos en Nueva York y le dijiste que estabas embarazada», explica el hombre. «Esa fue la razón por la que ella me dejó ¿Es que no te cansas de forzar las cosas entre nosotros?», añade enfadado Vallejo.